Un mar de dunas azules salpica la superficie de Marte en una foto de la NASA

Desde el rocoso Mercurio hasta los llamativos anillos de Saturno, cada uno de los planetas que forman el sistema solar tienen unas características distintivas. Una de ellas es su color, que varía según su composición.

El paisaje de Marte similar a un desierto pigmentado de un rutilante tono rojizo le otorgó su nombre: visible desde la Tierra ya en la época de los romanos, éstos lo bautizaron con el nombre del dios de la guerra por su sanguinario color.

Y aunque el rojo oxidado sea el color inconfundible de Marte proveniente del hierro de su suelo, otros colores salpican la superficie marciana. 

 

dunas marte nasa 2

 

Así lo demuestra la última imagen que ha compartido la NASA con motivo del vigésimo aniversario del Mars Odyssey, la primera nave espacial que recorrió el planeta por primera vez el 7 de abril del 2001. 

La fotografía combina imágenes tomadas durante el período de diciembre de 2002 a noviembre de 2004 por el instrumento del sistema de emisión de imágenes térmicas en la sonda espacial.

En la captura que parece extraída de un fotograma de un filme de ciencia ficción se aprecia un mar de dunas ondulantes en degradados azules que contrastan con las arenas doradas empujadas por el viento.

 

dunas marte nasa 3

 

Las dunas azules cubren una extensión de 695 mil metros cuadrados, lo que equivale al tamaño del estado de Texas, en Estados Unidos. La imagen muestra sólo exhibe 30 de esos kilómetros.

La superficie está ubicada en el norte de Marte, uno de los lugares más fríos del planeta, donde la temperatura alcanza los -150 °C. De acuerdo con la agencia espacial, es precisamente esa variación en la temperatura lo que explica su color.

 

dunas marte nasa 4


Esto quiere decir que lo registrado no necesariamente implica que haya zonas de color azul en Marte, sino que se como se trata de una foto tomada con una cámara térmica el instrumento colorea de azul las zonas frías y en tonos amarillentos las partes más cálidas.

Aunque las dunas no sean realmente azules a ojos de los humanos, la imagen es una maravilla visual que evidencia el cambiante paisaje del Planeta Rojo.

 

Por 

 

Cultura Inquieta logo