El día en el que decidí darle una patada a los estereotipos

Pensé en pasar una tarde de sábado de peli y manta recurriendo a mis viejos DVD´s para ver algún clásico moderno de los que nunca fallan, esas historias que nos cuentan muchas certezas sobre la vida.

Tras ver '500 días juntos' y 'Olvídate de mí', no paraba de dar vueltas a una idea que me sobrevoló la cabeza en el momento de esos dos encuentros icónicos en los que los protagonistas se buscan y entablan conversación por primera vez.

 

fuck stereotypes pompeii estilo de vida moda 1
Fotograma de '500 días juntos'

 

En la primera, Tom conoce a Summer en un ascensor en el que comparten sus sonrisas, su gusto por The Smiths y una manera vintage de vestir. Probablemente creen que tienen delante a su alma gemela hasta que la realidad hace acto de presencia.

En la segunda, el tímido Joel conoce al huracán Clementine en un tren. Él, escondido tras su fachada gris, no cree que ella, envuelta en su anorak naranja y su pelo azul, se fije en un chico como él pero, sin embargo, se pasan la película intentando olvidar algo inolvidable, sus interiores.

Llegué a algunas conclusiones interesantes.

Aunque lo que vestimos puede transmitir una información sobre nosotros de la que alguien, con criterio y capacidad de observación, puede recabar datos valiosos sobre qué somos o cómo somos, también es cierto que las apariencias engañan la mayoría de las veces.

 

fuck stereotypes pompeii estilo de vida moda 2
Fotograma de 'Olvídate de mí'

 

No hay mayor certeza que saber que nada es blanco o negro, que hay muchos colores secundarios que tiñen de diversidad las calles de nuestras ciudades.

Sensibles, emprendedores, activistas, hippies, feministas, seguras, inseguros, hipsters, perro flautas, emos o frikis, utilizan su ropa como herramienta de reivindicación o como una herramienta de expresión.

Pero todos tienen algo en común, resuenan fuerte en sus cabezas dos mensajes: 'Good taste is an attitude'  y, sobre todo, "Fuck stereotypes".

 

pompeii derribando estereotipos
'Fuck Stereotypes' de Pompeii

 

Romper con los convencionalismos es la mejor manera de dejarnos amar libremente y sin prejuicios aquello que de verdad nos apasiona.

También nos permite descubrir otras facetas de nosotros mismos, salir de nuestras zonas de confort sin miedos autoimpuestos para explorar y sorprendernos con ese libro que tiene una portada poco sugerente; con ese disco de heavy metal que lo está petando aunque seamos más de indie; o con esas zapas que estamos deseando ponernos, pero que no sabemos si van a encajar con nuestro estilo.

Las etiquetas son para la ropa, no para las personas. Ya no nos preocupa el qué dirán, ni estamos dispuestos a seguir el ritmo marcado, porque nos gusta variar y ser eclécticos. Tenemos muchas versiones de nosotros mismos que mostrarle al mundo, y nos gustan todas.

 

pompeii derribando estereotipos2
'Fuck Stereotypes' de Pompeii

 

Pompeii nos demuestra en su última campaña cómo es posible deshacerse de todos los prejuicios para vestir como nos dé la gana. Somos mucho más que lo que llevamos puesto, detrás de la imagen, se esconden almas de artistas, perfiles solidarios, punkis, descarados, aventureros y soñadores.

Cada uno y una es libre e independiente de vestir y representar lo que es o lo que siente sin límite.

 

500 dias juntos
Fotograma de "500 días juntos"

 

¿Era de verdad Tom para Summer?¿Acaso no era Clementine para Joel?

Gracias a un puñado de pelis y a Pompeii por ayudarnos a reflexionar sobre el respeto, la diversidad y la libertad de ser sin parecer y viceversa. 

 

Pompeii: Web

 

Por 

Cultura Inquieta logo