Cada día puede ser magnífico

El despertador hace un ruido infernal, en el metro haces el ridículo saludando a alguien a quien creías conocer, llegas tarde al trabajo y no queda café, así no te ves capacitado para afrontar una intensa mañana de reuniones.

Es lógico que no comprendas por qué todo tiene que sucederte a ti en el mismo día, pero ten claro que no vas a protagonizar la comedia de enredos más taquillera, ni tampoco el dramón lacrimógeno del momento… relativiza y no exageres, nada es tan malo como parece.

 

convertir un mal dia en un dia magno mahou magna 1
Fotografía de Sara Rahmani vía Unsplash.

 

Está bien, asume con deportividad que todos tenemos un mal día. No debemos fustigarnos, a veces, las cosas no salen como a uno le gustaría. Sabemos que en esos momentos es muy difícil encontrar la parte positiva de la vida, pero aún así no todo va a ser una concatenación de sucesos negativos.

 

convertir un mal dia en un dia magno mahou magna 2
Fotografía de Safar Safarov vía Unsplash.

 

Cuando concluye la jornada laboral el momento más esperado del día se acerca: has quedado con tus colegas a tomar unas Magna de San Miguel en tu terraza favorita. Con la cerveza en la mano, las cosas cambian. Rebobinas el día y lo ves todo con otro filtro.

 

cada día puede ser magnífico magana san miguel 1
Amigos brindando en una terraza. Fotografía cedida por San Miguel.

 

Vale, el sonido de la alarma es horrible, pero los cálidos rayos de sol que entraban por la ventana animarían a cualquiera. Lo de las llaves se arregla fácil si le pones ese llavero que compraste a juego con tu hermana en aquel último viaje del que tan buenos recuerdos guardas.

Puede que el andén estuviera a desbordar, pero entre todas las caras que te rodean encontraste los ojos más bellos que habías visto en tu vida y lo mejor es que te sonreían. En cuanto a subir las escaleras del metro... tampoco está tan mal, siempre viene bien hacer un poco de ejercicio.  

De las reuniones no te puedes quejar, al final ha ido todo bien y tu jefe te ha felicitado. La comida estaba sosa, sí, pero tu compañero de departamento te ha dado la noticia de que va a ser padre y esta semana vais a quedar para celebrarlo.

Y del final de día de mierda ¡qué vas a decir!, si reencontrarte con los amigos y tomarte una buena cerveza te ha hecho cambiar la perspectiva y te ha permitido descubrir que cada día puede ser magnífico. 

 

cada día puede ser magnífico magna san miguel 2
Brindis y carcajadas entre amigos. Fotografía cedida por San Miguel.

 

Este es el relato de una historia magnífica, ahora queremos conocer las vuestras. A través del concurso de Instagram #HistoriasMagníficas puedes darnos a conocer ese día en el que cambió por completo tu perspectiva y viste la vida desde el positivismo.

Para participar debes subir a tu feed de Instagram una imagen que represente esa chispa que convirtió ese día normal en uno magnífico. No te olvides de acompañar la instantánea con un breve texto donde nos expliques tu particular historia magnífica. El premio es un año de Magna de San Miguel para celebrar que cada día puede ser magnífico. Para más información consulta las bases legales.

Porque están en todos sitios, esperando a ser vividas, a ser saboreadas como merecen; son las aventuras que nos quedan por vivir. Esos fragmentos vitales que se quedan en el recuerdo para siempre, como un antídoto contra los días idénticos en el calendario.

Al final, es una de nuestras grandezas, hacer que de lo más simple brote lo maravilloso, la capacidad de darle la vuelta a una jornada como un acto de amor hacia nuestro mundo y, sobre todo, hacia nosotros mismos.

Gracias a Magna de San Miguel por recordarnos que cada día puede ser magnífico.

 

Por 

Cultura Inquieta logo