Una cabina telefónica de Japón permite 'hablar' con nuestros seres queridos fallecidos

Perder a alguien a quien amamos y aceptar la idea de que ya no podremos comunicarnos con esa persona nunca más, nos rompe en mil pedazos. Nos aferramos con fuerza a los recuerdos, a los olores, a las palabras y a las sensaciones vividas con esa persona como bálsamos contra el dolor y el olvido.

La energía no se crea ni se destruye, solo se transforma o, como demostró en el siglo XVIII Antoine Lavoisier, padre de la química moderna, “La materia ni se crea ni se destruye, sólo se transforma” (lo que en el fondo es lo mismo). Y esta ley de la física la deben tener muy claro los japoneses del pequeño pueblo Otsuchi

 

cabina muertos japon1

 

Uno de los habitantes de Otsuchi, llamado Itaru Sasaki, se encontraba de duelo por la muerte de un familiar durante el sismo. Entonces, se le ocurrió una particular idea para sobrellevar la tristeza.

 Todo empezó con el terremoto  y el Tsunami de 2011.

Este sismo ha sido uno de los más trágicos en la historia nipona y del mundo. En primera instancia, el movimiento telúrico fue muy destructivo, derribando casas y estructuras urbanas. Luego, devino el terrible tsunami.

Han sido muchas las secuelas del evento sísmico del 2011. Una de ellas está relacionada con una cabina telefónica ubicada en un pueblo llamado Otsuchi. Se trata de una historia conmovedora que no puedes dejar de conocer.

 

cabina telefónica muertos

 

Itaru Sasaki instaló una cabina telefónica a orillas del océano pacífico. Lo que hacía era entrar a esa estructura y discar el número telefónico de su familia. Para ello, colocó un antiguo teléfono en el sitio.

En ese lugar, se siente la brisa del mar. Se tiene la impresión de que las palabras se las lleva el viento, llegando hasta los difuntos. Sasaki hablaba con su familiar, le preguntaba cómo estaba y cómo se sentía.

La respuesta a sus palabras eran los silbidos del viento. Una suerte de respuesta de los muertos, unas palabras que venían desde el más allá, una brisa que lo ayudaba a sobrellevar el duelo tan terrible que estaba viviendo.

 

Una cabina telefónica de Japón permite 'hablar' con los seres queridos fallecidos

 

Conversaciones con el viento

De acuerdo con Ozawa, cientos de personas han visitado la cabina en estos años. En muchos sentidos, explica, el "teléfono del viento" muestra la relación que tienen los japoneses con la naturaleza, la muerte y las fuerzas invisibles que conectan a la humanidad.

"Sabía que nadie me respondería, pero sentí que mi esposa estaba ahí", dice un hombre que enviudó tras el tsunami, quedando solo a cargo de sus 4 hijas.

 

cabina japon muertos

 

Según Ozawa, a medida que los habitantes de Otsuchi avanzan lentamente en la reconstrucción del pueblo y enfrentan la realidad del aumento en frecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos, esa cabina telefónica sirve como un recordatorio de las vidas que no serán olvidadas.

No sabemos si el viento nos trae en forma de susurro las voces de nuestros difuntos, no sabemos si permanecen al otro lado esperando a descolgar el teléfono en otra dimensión. Lo que sí tenemos claro es que la necesidad de sentirlos cerca trasciende más allá de la lógica, de las leyes físicas y de la propia muerte. 

Por 

Cultura Inquieta logo