Unos científicos descubren en Groenlandia una hembra de tiburón con 400 años

Un descubrimiento reciente ha desvelado que si fuéramos tiburones, no tendríamos que preocuparnos por la edad. ¿El secreto? Aguás gélidas, digestiones lentas y tomarse la vida con mucha calma.

En las frías aguas de los mares que bañan Groenlandia, un equipo de científicos de la Universidad de Copenhague ha hallado una hembra de tiburón viva que suma 400 años de edad y ha pasado a convertirse en el vertebrado más longevo del planeta quitándole el título a una ballena que contaba con 211 años.

 

tiburon naturaleza oceano ciencia 1

 

Este hallazgo se ha conseguido gracias a la prueba del Carbono 14 que se usa para determinar la edad de restos arqueológicos debido a que es un componente que tarda miles de años en desaparecer.

Se estima que un escualo de los que se desarrollan en las aguas del Atlántico Norte, pueden alcanzar hasta 5 metros de longitud, pero en cambio, como solo crecen un centímetro al año, se reproducen cuando llegan a los 150 años y a los 4 metros de longitud.

Según el análisis de ese estudio, estos tiburones tienen una edad media de 272 años, una vida útil mínima de 390 años y una máxima de 512 años y se cree que estas cifras se barajan porque esta especie realiza digestiones y movimientos muy lentos y por las bajas temperaturas de su hábitat.

El equipo de investigadores encontró otra forma ingeniosa de determinar la edad. La lente del ojo del tiburón está compuesta de un material especializado que contiene proteínas metabólicamente inertes y esto significa que una vez sintetizadas en el cuerpo, estas proteínas no se renuevan más, lo que permitió a los expertos utilizar la técnica de datación por radiocarbono.

Fue como determinaron que la hembra más grande, de 5 metros, era también la más longeva. Como la datación por carbono no produce fechas exactas, se cree que pudo haber nacido entre el 1501 y el 1744, pero su fecha más probable es a principios del siglo XVII.

A pesar de la longevidad de esta ejemplar todavía viva, la criatura que ostenta el título a la más anciana del planeta es una almeja llamada Ming que llegó a cumplir 507 años. Quizás el secreto esté en el agua y en plantearse la vida con calma. Tomamos nota.

 

tiburon naturaleza oceano ciencia 2

 

h/t: Nuniverso

 

Por 

 

Cultura Inquieta logo