La ciencia que hay tras la medición de las nevadas

En febrero de 2015 el observatorio meteorológico de Blue Hill, a unos kilómetros al sur de Boston, registró la capa de nieve más profunda en los 130 años que lleva el centro en marcha: unos 117 centímetros, cifra que parece considerable, pero que se supera con creces en los lugares de montaña. 

Pero, ¿cómo es posible medir la nieve si el espesor es tal que no alcanza la vara de medición? ¿Y si el viento propio de la tormenta altera los totales? Desde 1890, el Servicio Meteorológico Nacional de los Estados Unidos se ha basado en una red de observadores voluntarios para obtener cifras de medición de la nieve en una región. Hay más de 8.700 observadores cooperativos en todo el país que envían diariamente sus datos meteorológicos al sistema.

 

vara de medir nieve
Tabla de nieve y vara para medir la nieve del Servicio Meteorológico Nacional. FAMARTÍN, CC BY-SA 3.0/WIKIMEDIA. 

 

En un tormenta pueden caer 6,0 pulgadas (15 cm) de nieve, luego una pulgada (2,5 cm) de aguanieve que compacta la nieve hasta una profundidad de 4 pulgadas (10 cm). Luego, encima cae una pulgada de lluvia helada que compacta aún más la nieve hasta una profundidad de 2,6 pulgadas (6,6 cm) al final del período de observación. ¿Qué se debe enumerar como la nevada diaria? ¿La profundidad de la nieve?

 

zbynek burival nieve
Fotografía de Zbynek Burival. 

 

En esta situación, cuando la nieve se convierte en aguanieve, se debe despejar la tabla de nieve y registrar la profundidad máxima de la nieve: 6 pulgadas (15 cm) en este caso. El aguanieve le agregará una pulgada (2,5 cm) a la nevada técnicamente llamada "precipitación sólida". La lluvia helada nunca se agrega al total de nevadas diarias porque está en forma líquida cuando llega al suelo.

Por lo tanto, la nevada diaria es de 7,0 pulgadas (medida al décimo de pulgada más cercano) (17,8 cm), mientras que la profundidad de la nieve en la observación se redondea hacia arriba de 2,6 pulgadas (6,6 cm) a 3 pulgadas (7,6 cm).

 

paisaje nevado anna z
Imagen de Anna Z. 

 

Pero, ¿y si el observador pudiera estar allí solo a la hora de la observación diaria? Para entonces, la nieve se habrá compactado un poco, dependiendo de la temperatura y la cantidad de líquido en la nieve, que puede variar entre un cuarto de pulgada y 3 pulgadas (0,6 a 7,6 cm) de agua líquida por cada 10 pulgadas (25 cm). ) de nieve.

Esa proporción de líquido a sólido depende de muchos factores, incluida la temperatura dentro de la nube donde se produjo la nieve, que a su vez ayuda a determinar qué tan grandes pueden llegar a ser los copos de nieve. Los copos de nieve grandes y aireados producen nieve menos densa y proporciones más bajas de líquido a sólido, en general.

 

seb creativo nieve
Imagen tomada por Seb Creativo. 

 

Como conclusión, en la medición de nieve siempre hay un componente de dudas, intrega y cuestionamiento. Esa es la belleza de la ciencia, aceptar que todo puede ser refutado. 

 

vía: Atlas Obscura

Por