Fotografías de distintos tipos de jacuzzis, símbolos de estatus y espíritu hortera

Aquella inolvidable escena que Jesús Gil nos dejó para la posteridad no habría sido posible sin el desarrollo de estas instalaciones, codiciadas por quien podía permitírselas en su hogar.

 

jacuzzis imagenes fotografias historia kitsch bano caliente 10

 

Cuando pensamos en un jacuzzi, es muy probable que lo primero que se nos venga a la cabeza sea un hombre rico, poderoso, rodeado de bellas mujeres en un acto cuanto menos machista donde el jacuzzi en sí no es más que una herramienta con la que dejar claro a todo el mundo que quien está en su interior tiene la cartera llena y la vergüenza en ningún sitio visible.

En España, el imaginario que rodea a esta bañera es fruto de una escena acontecida a principios de los años 90 y que cualquiera pudo ver en su hogar a través de la televisión: Jesús Gil, desde su casa de Marbella, conectaba en su programa Las noches de tal y tal dentro de su jacuzzi, rodeado por modelos en bañador.

La imagen, entre lo kitsch, lo desagradable y convertirse en un icono de lo más casposo del país, ha quedado grabada en nuestras retinas, para desgracia del jacuzzi.

 

jacuzzis imagenes fotografias historia kitsch bano caliente jesus gil
Jesús Gil en su jacuzzi, en un episodio de su programa Las noches de tal y tal.
jacuzzis imagenes fotografias historia kitsch bano caliente 8
Al Pacino en un fotograma de la película Scarface.

 

Pero el origen de esta instalación está muy alejado de intentar servir a quien pudiera permitirse tener uno en su propio hogar. En 1917, la familia de italoamericanos Jacuzzi contaba con varios negocios en el país, entre los que se encontraban las bombas hidráulicas para uso agrícola. En 1956, uno de los hermanos, Candido, ante la artritis reumatoide que sufría su hijo decidió añadirle una de estas bombas a la bañera para que el pequeño pudiera beneficiarse de los efectos del hidromasaje.

Un año después de su invento, Jacuzzi incrementó el número de boquillas en la bañera y comenzó a comercializarlo. Había nacido el jacuzzi, una bañera de hidromasaje que pasó a convertirse en un símbolo de estatus por quienes tenían dinero e instalaban uno (o varios) en sus propios hogares con un gusto cuanto menos dudoso.

 

jacuzzis imagenes fotografias historia kitsch bano caliente 1

jacuzzis imagenes fotografias historia kitsch bano caliente 2

jacuzzis imagenes fotografias historia kitsch bano caliente 13

 

Lejos de disfrutar de los beneficios del hidromasaje, sus dueños lo que buscaban era convertir el jacuzzi en un punto de encuentro social entre amigos, vecinos, familiares, fiesteros, parejas, solteros… cualquiera que cupiera en la bañera era bienvenido.

La vanidad de los poderosos consiguió hacer del jacuzzi un símbolo de estatus y un icono de lo hortera, muy alejado de los propósitos con los que Candido lo creó. Nosotros nos quedamos con esta maravillosa serie de imágenes kitsch que demuestra que, con la cartera llena, los límites del buen gusto siempre pueden derribarse.

 

jacuzzis imagenes fotografias historia kitsch bano caliente 3

jacuzzis imagenes fotografias historia kitsch bano caliente 4

jacuzzis imagenes fotografias historia kitsch bano caliente 5

jacuzzis imagenes fotografias historia kitsch bano caliente 12

jacuzzis imagenes fotografias historia kitsch bano caliente 6

jacuzzis imagenes fotografias historia kitsch bano caliente 11

jacuzzis imagenes fotografias historia kitsch bano caliente 7

jacuzzis imagenes fotografias historia kitsch bano caliente 9

 

Por