Un brindis a orillas del Guadalquivir por tomarnos la vida menos en serio

La festividad irlandesa aterrizó en la capital hispalense de la mano del Jameson Irish Whiskey Festival, un evento donde la música, la diversión y la buena bebida fueron las protagonistas en una velada teñida de verde.

 

jameson st patricks san patricio festividad irlandesa whiskey portada 

 

Sábado, 12 de marzo en Sevilla. A pesar de que el tiempo no parecía acompañar la jornada, centenares de personas se acercaron al Pabellón de la Navegación para celebrar St. Patrick’s, una festividad irlandesa.

Puede que, de primeras, Sevilla e Irlanda no tengan mucho en común, pero la vida está llena de este tipo de mezclas maravillosas que funcionan. Porque todo funciona mejor cuando nos lo tomamos menos en serio.

 

 

Así lo pudimos comprobar en el primer Jameson Irish Whiskey Festival, una velada donde la buena bebida, la música y los planes más arriesgados se dieron cita a orillas del Guadalquivir.

La torre de Schindler, teñida de verde, fue testigo del buen rollo que se respiraba ese día en el ambiente, con una audiencia loca por celebrar St. Patrick’s y dispuesta a todo por disfrutar al máximo.

Mientras las consumiciones de Jameson se iban sirviendo en las barras, las ganas de fiesta se incrementaban con las actuaciones especiales de bandas como Full. La vibrante energía del público, totalmente entregado en la pista de baile, parecía alejar las previsiones de lluvia para la noche y nosotros, hipnotizados, decidimos averiguar cómo vivían la fusión entre Sevilla e Irlanda y cuánto sabían de la festividad irlandesa.

 

jameson st patricks san patricio festividad irlandesa whiskey 1

jameson st patricks san patricio festividad irlandesa whiskey 2

 

Los asistentes, invadidos por el espíritu de St. Patrick’s, se imaginaron escenarios tan imposibles como divertidos: Bono de U2 cantando La macarena, una bebida que mezclara a partes iguales Jameson con manzanilla o una Feria de Abril completamente verde.

Algunos decidieron aprovechar y acicalarse allí mismo en el stand de The Barber Shop, mientras que otros se dejaban literalmente la piel en el recinto tatuándose con henna para recordar un día tan especial.

 

jameson st patricks san patricio festividad irlandesa whiskey 4

 

¿Y qué hay más atrevido que una capilla al más puro estilo Las Vegas? Pocas cosas, sobre todo si la wedding chapel en cuestión está oficializada por un Elvis sevillano y el banquete patrocinado por una serie de food trucks de hosteleros locales.

Después de haber celebrado St. Patrick’s a orillas del Guadalquivir en el Jameson Irish Whiskey Festival, queda claro que no hay nada imposible y que las mezclas más extrañas son las mejores. Brindemos con Jameson por tomarnos la vida menos en serio. ¡Salud! O, como dicen los irlandeses: Sláinte!

 

Por