Cinco momentos en los que moda y sexualidad se unieron para causar una auténtica revolución

La conexión entre moda y sexualidad es mucho más estrecha de lo que pudiera parecernos a priori. Durante décadas, ambos ámbitos se han entrelazado para inspirarse e impulsarse mutuamente, iniciando nuevas revoluciones.

Por un lado, la moda se ha apropiado del erotismo y la sensualidad para lanzar un mensaje de empoderamiento, de exaltación del cuerpo femenino y, sobre todo, de liberación de los encorsetamientos.

Mientras que la sexualidad ha experimentado, gracias en parte a su colaboración con la moda, una mayor aceptación y popularidad. La moda nos ha permitido, vistiéndonos con encajes y transparencias, hablar de sexo; sin censuras.

 

lelo diesel juguetes eroticos 1
Colección de edición limitada de LeloxDiesel. Imagen cedida.

 

La fusión de sensualidad y moda ha sido lo que ha inspirado a LELO y a DIESEL para lanzar su nueva colección de edición limitada. Para esta, LELO cambia por primera vez el color de sus dos productos más codiciados: el estimulador de clítoris SONA Cruise y, para disfrutar en pareja, el anillo vibrador TOR 2, vistiéndolos con el rojo ardiente característico de Diesel, fomentando así el carácter apasionado, moderno y rebelde de la marca. Una vez más, moda y sexo se dan la mano para liberarnos de tabúes, pero, ¿en qué otros momentos de la historia formaron un tándem para liberarnos?

Es cuestiones estilísticas, todo lo que hoy nos parece habitual, en su momento fue algo revolucionario y, en muchas ocasiones, esto se debía a su carga erótica. Por ejemplo, el vaquero era atuendo de cowboys, hasta que iconos del Hollywood dorado le confirieron cierto glamour y sensualidad; la falda mini fue un escándalo maxi; y el bikini, a pesar de llevar muy pocas piezas, supuso un rompecabezas de dimensiones mayúsculas.

 

1946: el primer bikini ve la luz

Para sorpresa de muchos, el creador del primer bikini moderno fue un ingeniero mecánico: Louis Réard. Por primera vez en la historia una prenda dejaba el ombligo al aire, pero su acogida no fue la esperada… la moral no veía con buenos ojos que tanta piel estuviera al descubierto. La Iglesia lo condenó y muchos países lo vetaron, incluyendo España.

 

lelo diesel juguetes eroticos 2
Presentación del primer bikini de Louis Réard en 1946.

 

El escándalo continuó con el bikini que Briggite Bardot lució en Cannes en 1953, lo que provocó que se adoptará como prenda de resistencia. En 1970 ya había sido proclamado por las mujeres como icono de modernidad, autoestima y confianza. La historia del bikini es, por tanto, la historia del cuerpo y la sexualidad: una historia de piel, censura y provocación.

 

1950: Marilyn Monroe populariza el vaquero

Deseada por los hombres e imitada por las mujeres, Marilyn Monroe fue un icono de sensualidad y glamour durante la época dorada de Hollywood. Sus atuendos explosivos, con vestidos atrevidos y escotes vertiginosos la encumbraron como mito erótico, pero ella también fue quien popularizó una de las prendas que reina en todos los armarios: el pantalón vaquero.

 

lelo diesel juguetes eroticos 3
Marilyn Monroe posa con unos pantalones denim.

 

En una época en la que los vestidos y las faldas de vuelo ocupaban la mayor parte de los roperos de las mujeres, Marilyn puso de moda la tendencia denim, no solo en pantalones sino en total look. Que una sex symbol como ella se enfundara en unos jeans en películas como Vidas Rebeldes, permitieron que esta prenda se democratizara entre el género femenino.

 

1966: la minifalda y la liberación sexual

En 1966, la diseñadora inglesa Mary Quant acortó al máximo el largo de las faldas, creando la famosa minifalda y desatando un escándalo inversamente proporcional. La prenda se encumbró como el símbolo de la nueva actitud de las mujeres, que tras ocupar el rol de los hombres durante la guerra exigían autonomía e igualdad.

 

lelo diesel juguetes eroticos 4
Presentación de la primera colección de minifaldas de Mary Quant.

 

Esta autonomía se tradujo en una liberación sexual sin precedentes. Con la aparición de la píldora anticonceptiva en los años 60, las mujeres podían romper las normas establecidas. Así, la minifalda se convirtió en un mensaje de rebeldía e independencia, con el que demostraban que podían hacer y llevar lo que quisieran, por muy obsceno que se considerara.

 

1970: Vivienne Westwood y el ‘Bondage Punk’

El descontento de la juventud durante la década de los años 70 iba en aumento como consecuencia de la crisis económica del petróleo. Las nuevas generaciones mostraron su descontento desligándose de la estética modosa de los años 60. Vivienne Westwood y Malcolm McLaren fueron los creadores de una de las corrientes estilísticas que mayor controversia causaron en el siglo XX: el punk.

 

lelo diesel juguetes eroticos 5
Vivienne Westwood en la puerta de su tienda SEX junto a Jordan, Chrissie Hynde, Alan Jones y Steve Jones.

 

La provocación, la tendencia andrógina y la obscenidad fueron las claves del movimiento que llegó a su máximo esplendor con la colección inspirada en el bondage. La carga erótica y sexual de las tipologías diseñadas por Westwood marcó el camino de muchos diseñadores y es en el día de hoy una estética irreverente y polémica.

Larga vida a la unión entre la moda y la sexualidad. Sin todas estas oposiciones a los valores imperantes en su tiempo a través de la música, las dinámicas de ocio, la vestimenta y la expresión de la sexualidad, no podríamos hablar de revolución, ni social, ni cultural, ni mucho menos sexual.

 

LELO: Web | Instagram

 

Por