Qué hay de verdad en que el chocolate es el mejor sustituto del sexo

Todos y todas hemos tenido en algún momento (o muchos) un deseo irrefrenable por comer chocolate en cualquiera de sus variantes: blanco, negro, con leche, en forma de bombones, con la textura de un helado o con la explosión de sabores de un elaborado postre.

Pero, ¿a qué se debe que el mundo esté lleno de adictos y adictas a este dulce manjar? Puede que sea porque el chocolate tiene propiedades afrodisíacas, al azúcar o a que es el aliado que nos ayuda a superar las épocas de sequía sexo-afectiva.

 

chocolate sexo sociedad psicologia 1
Fotograma de Chocolat.

 

El rumor de que el chocolate es un gran afrodisíaco no es reciente. Desde el siglo XV, cuando los españoles invadieron América, el rumor recorría pasillos, grandes casas, cortes e iglesias. Pero los aztecas fueron los primeros en hablarnos de sus propiedades.

Según cuenta la historia popular, estos se lo ofrecieron a Hernán Cortés y, se dice que cuando tomó el chocolate en sus manos, le pareció una bebida sucia, demasiado oscura y extraña. Pero al probarla, la describió así para la corte española: "Cuando uno lo bebe, puede viajar toda una jornada sin cansarse y sin tener necesidad de alimentarse".

¿La ciencia qué dice sobre tales efectos? Promueve la circulación sanguínea o combate enfermedades como la demencia senil y el alzhéimer. Pero, en relación al sexo, aseguran que al comer chocolate el deseo sexual aumenta y, por ende, el placer también.

Todo es debido a la feniletilamina, un componente que contiene y estimula el hipotálamo, produciendo sensaciones placenteras y afectando los niveles de serotonina y endorfinas; dos de los componentes del cuarteto de la felicidad.

Sin embargo, el chocolate no es igual de afrodisíaco en ambos sexos. De hecho, las mujeres son mucho más susceptibles a los efectos de la feniletilamina y la serotonina; esto explicaría por qué ellas tienden a ser más devotas de este alimento.

 

chocolate sexo sociedad psicologia 2
Vía Unsplash. Imagen de Thought Catalog.

 

Además, la pasión por el chocolate también se ve acrecentada por las sustancias "psicoactivas" que nos crean una adicción: animas simpaticomiméticas (tiramina y feniletilamina) y metilxantinas (teobromina y cafeína).

Otra de las razones por las cuales el chocolate es considerado un afrodisíaco tiene que ver con sus ácidos grasos llamados N-aciletanolaminas, que aumenta la sensibilidad y aportan euforia en nuestro cuerpo. Algunas sustancias que posee este dulce tienen un efecto parecido al de la marihuana y, de acuerdo con las investigaciones, serían responsables de los antojos de comer chocolate y sus efectos en la sexualidad.

En efecto, el chocolate es afrodisíaco en tanto que nos ayuda a segregar serotonina, la cual es responsable del placer, el bienestar y el humor. Pero, es importante especificar que el verdadero afrodisíaco se encuentra en nuestro cerebro, ya que todo aquello que le aporte placer puede hacer de activador.

 

chocolate sexo sociedad psicologia 3

 

Por