Krapp Strapp, el artefacto que nos permite defecar libres y felices en el bosque

¿A quién no le ha entrado un apretón tras un bonito paseo por el campo? Si eres excursionista, festivalero, jornalero, explorador o recolector de setas, este artefacto es para ti. 

¿Sabíais que hay heces en la Luna?  Sí, como en todos los lugares en los que el hombre ha estado, hay heces. Siendo un poco más precisos, en la Luna hay cuatro bolsas llenas de materia fecal y otros desperdicios que allí dejaron los astronautas del Apolo 11.

 

krapp strapp caca cultura inquieta

 

Además de las heces, las bolsas tenían orina, vómito y desperdicios. Todo muy bonito, lo sabemos, pero es que no hay nada más natural que dejar salir por nuestros anos lo que nuestros cuerpos no necesitan en forma de materia fecal.

Tan humano es defecar que, genios como Mozart, que era un gran cómico, utilizaba el humor escatológico con frecuencia, incluyendo escritos, discursos e incluso composiciones relacionadas con la materia fecal y la defecación humana. Muchos consideran que esto no era más que un reflejo del humor transgresor de la época, mientras que otros tantos aseguran que el compositor tenía varios rasgos psicológicos extravagantes, incluyendo la parafilia conocida como coprofilia.

 

krapp strapp caca cultura inquieta.jpg1

 

Tras estas pinceladas acerca de las heces, la caca, la materia fecal, las boñigas, los excremetos o los mojones, os presentamos un artilugio que no entendemos cómo no se ha inventado antes, ya que muchos disgustos y marrones nos habríamos ahorrado. Se trata de Krapp Strapp, un dispositivo que quiere facilitarnos la vida respetando la naturaleza. 

Krapp Strapp viene con una bolsa de almacenamiento y otra resistente a las inclemencias del tiempo y con dos bolsillos para artículos de primera necesidad como el papel higiénico.La correa de la cintura es ajustable para un posicionamiento seguro del cuerpo. Reduce drásticamente la "tensión" en las rodillas y los muslos y nos libera las manos, para aplaudir, leer o para alejar a un oso si le da por atacarnos. 

  

krapp strapp caca cultura inquieta.jpg3

 

Si todavía tenéis dudas de qué le va a caer a vuestro cuñado estas Navidades, podeís adquirir este invento por menos de 40 dólares. Eso sí, recomendamos que la boñiga no se deje en el campo, mejor la recogemos con una bolsita y la tiramos en el contenedor más cercano.

Porque ya lo dice el refrán: "Al comer y al cagar, prisa no te has de dar"

Krapp Strapp: Shop

  

Por