minerales - Cultura Inquieta

¿Es posible vestir como pensamos?

Ser coherente no es fácil, ni tampoco un pecado no serlo, pero creer en un mundo mejor e intentar hacer nuestras pequeñas contribuciones para conseguirlo, nos hace sentirmos más conscientes, más felices y ser más justos.