depresión

Por qué solo la prudencia nos puede salvar

Después de meses de pandemia, se hace complicada una gestión adecuada de las emociones negativas. Hablamos principalmente de la ira, la rabia o la desconfianza. La dificultad para tolerar el miedo, la frustración, la inseguridad y la incertidumbre, condicionan la necesidad de buscar responsables, desobedecer las normas y adherirnos a la polarización política. Es más fácil dejarnos llevar por la jauría, que pensar por nosotros mismos, con el riesgo que eso conlleva.

Una fábula india a la que acudir cuando tengamos problemas

Vivimos en una sociedad donde el éxito se mide en términos de suma, la resta se subestima. Sin embargo, muchas veces los problemas llegan precisamente por esa obsesión irracional con sumar. Podemos obsesionarnos con sumar más cosas, más logros, más posesiones, más experiencias, más personas…

La vuelta a la vida tras un “infarto social”

Patricia Fernández Martín ejerce como Psicóloga Clínica en el madrileño Hospital Ramón y Cajal. En el Servicio de Psiquiatría. Patricia pertenece al Equipo de Rehabilitación Cardiaca.
En el artículo que compartimos a continuación, nos explica los paralelismos entre el trauma provocado por un infarto y el trauma provocado por la pandemia. Traza una analogía entre sobrevivir a un infarto y al confinamiento.

Las 10 canciones más eficaces contra la ansiedad [Estudio]

Presión en el pecho, nudo en la garganta, ganas de salir corriendo o de meternos en una cápsula y romper los límites del universo para que nadie pueda encontrarnos. Es muy posible que todos, en algún(os) momento(s) de nuestras vidas, hayamos experimentado estos dolores del alma. Hablamos de la jodida ansiedad.

Cultura Inquieta logo