muñecas

Una artista rescata glamourosas muñecas tranformándolas en bellezas naturales

Con la ayuda de una artista de Tasmania, las muñecas Bratz de segunda mano se transforman su actitud de modelos de la alta costura a mostrar la belleza de la simplicidad. La artista anónima rescata muñecas desechadas de tiendas de segunda mano, repinta sus caras, cambia su peinado y las viste con trajes tejidos por su madre. "Mis hermanas y yo crecimos jugando con muñecas de segunda mano y juguetes hechos en casa, en el hermoso entorno natural de Tasmania", dice en su blog. "Me encanta la satisfacción de la reparación y la reutilización de artículos desechados para darles una nueva oportunidad de vivir".