baudelaire

"Lucifer, amigo mío", Baudelaire y el pensamiento crítico del satanismo

No son pocos quienes, a lo largo de la historia, se han encomendado al Diablo en sus oraciones. Desde la aparición en escena del romanticismo, Satanás, Lucifer, Samael, Belcebú o como se lo quiera llamar, dio un golpe de efecto a su tradicional estampa de terror y repulsa erguida desde los orígenes de la cultura judeocristiana.

El tiempo sin tiempo: una reflexión, a la luz de Baudelaire, sobre la eternidad consumista en que vivimos

En nuestra época aparentemente se ha cumplido parcialmente una de las fantasías más imposibles del capitalismo: la abolición del tiempo.

Pocas cosas que asusten tanto al hombre contemporáneo como el tiempo libre, el tiempo vacío, los tiempos muertos, el tiempo ocioso, el tiempo sin obligaciones, el tiempo inútil, el tiempo sin sentido manifiesto ni propósito declarado; en pocas palabras: el tiempo para sí.

Cultura Inquieta logo