demonio

"Lucifer, amigo mío", Baudelaire y el pensamiento crítico del satanismo

No son pocos quienes, a lo largo de la historia, se han encomendado al Diablo en sus oraciones. Desde la aparición en escena del romanticismo, Satanás, Lucifer, Samael, Belcebú o como se lo quiera llamar, dio un golpe de efecto a su tradicional estampa de terror y repulsa erguida desde los orígenes de la cultura judeocristiana.

Cultura Inquieta logo