Unos arquitectos diseñan un edificio ecológico inspirado en los eucaliptos arcoíris

Este es The Rainbow Tree (“el árbol arcoíris”), un concepto para una innovadora torre residencial en Cebú, Filipinas, que toma su nombre del colorido árbol de eucalipto que crece en esa zona. El eucalipto arcoíris es famoso por el efecto prismático natural que ocurre cuando su corteza se despega, revelando capas de colores.

Por Regina Sienra

 

 vincent callebaut arquitectura eucalipto arcoiris  

 

Esta torre imita este arcoíris orgánico a través del uso de más de 30.000 plantas tropicales que adornan sus 32 pisos. Sin embargo, el nombre no es lo único que rinde tributo a los ecosistemas filipinos. Vincent Callebaut Architectures diseñó los materiales y la organización del edificio con una cuidadosa consideración del patrimonio cultural mixto de la ciudad de Cebú y su distintivo lenguaje arquitectónico.

Las Bahay Kubo, o “chozas nipa”, utilizadas por los pueblos indígenas, son la fuente de la inspiración para los 1200 módulos prefabricados de madera que conforman la torre. El diseño del módulo permite un enfriamiento pasivo que disminuye o elimina la necesidad de acondicionamiento artificial del espacio y, en última instancia, ahorra energía. El uso de estas técnicas pasivas junto con los métodos de construcción modernos permitiría a los diseñadores lograr su objetivo de certificación ambiental dual LEED y BERDE.

 

 vincent callebaut arquitectura eucalipto arcoiris 2 

 

Una inspección más cercana de los impresionantes renders del exterior revelan bandas oscuras que envuelven los balcones. Este no es un material diferente, sino otro uso más de la madera. El color obscuro se obtiene mediante el antiguo método japonés de Yakisugi, que consiste en quemar la superficie de la madera. Este proceso beneficia a la madera de muchas formas, incluyendo una resistencia superior al fuego y al actuar como un insecticida natural que elimina la presencia de ciertas plagas, todo sin poner en riesgo la integridad estructural de la madera. Este proceso puede ser especialmente importante considerando el riesgo mayor que representan los edificios de madera en comparación con sus contrapartes de acero y concreto.

En un sistema que beneficia a ambas partes, los balcones están decorados con árboles y plantas, todos organizados por colores para evocar la apariencia del eucalipto arcoíris. Para las plantas, esto ayuda a preservar la biodiversidad de los bosques tropicales de la isla. Para los humanos, disminuye el efecto del calor urbano mientras proporciona un ambiente agradable y biofílico. Lo más importante es que la torre actúa como un bosque vertical que absorbe dióxido de carbono y así, ofrece un aire más saludable para sus habitantes.

 

Vincent Callebaut Architectures ha diseñado una torre residencial inspirada en el eucalipto arcoíris.

 

 vincent callebaut arquitectura eucalipto arcoiris 3

 

El eucalipto arcoíris es conocido por los colores que aparecen cuando se despega su corteza.

 vincent callebaut arquitectura eucalipto arcoiris 4 

 

El nombre de este diseño arquitectónico es The Rainbow Tree.

 vincent callebaut arquitectura eucalipto arcoiris 5

 

La torre se compone de 1,200 módulos prefabricados de madera.

 vincent callebaut arquitectura eucalipto arcoiris 6

 

Con plantas dentro y fuera de la estructura, The Rainbow Tree es realmente un bosque vertical.

 vincent callebaut arquitectura eucalipto arcoiris 7

 vincent callebaut arquitectura eucalipto arcoiris 8

Por Regina Sienra

via My Modern Met

 

Vincent Callebaut Architectures: Web

 

 

Cultura Inquieta logo