El naturalista David Attenborough agita la COP26 con su vehemente discurso para salvar el planeta

Frenar los efectos de la crisis climática es una cuestión mundial y de carácter urgente, aunque hay esperanza: “Durante mi vida, he sido testigo de una terrible destrucción; en la vuestra, pueden y deben ser testigos de una maravillosa recuperación”.

 

david attenborough cop26 discurso cambio climatico portada

 

Limitar el aumento de la temperatura global a 1,5ºC y reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Esos son los objetivos que la Conferencia del Clima de las Naciones Unidas en Glasgow (COP26) se había marcado conseguir para frenar el cambio climático y sus devastadores consecuencias.

Proteger el planeta y preservar la maravillosa biodiversidad que la puebla también ha sido siempre el mensaje que ha repetido durante toda su carrera el naturalista Sir David Attenborough.

El inglés, que fue invitado a la COP26 para dar un tirón de orejas a los líderes mundiales por su inacción ante la crisis climática, dio una lección de oratoria y pasión por preservar todo aquello que nos rodea en su aclamado discurso.

 

Discurso de David Attenborough en la COP26

 

En poco más de 7 minutos, Attenborough sacude las conciencias de los asistentes a la conferencia con un mensaje lleno de urgencia, gravedad y un toque de esperanza si el mundo consigue trabajar de manera conjunta para detener los daños.

“Es fácil olvidar que el cambio climático se reduce a un único número: la concentración de carbono en nuestra atmósfera. Es la medida que determina la temperatura del Planeta, y los cambios en esa cifra son la forma más clara de trazar nuestra propia historia, ya que definen nuestra relación con el mundo”. 

 

 

 

 

Mientras el naturalista hablaba subido a la palestra, en la pantalla se proyectaban imágenes producidas por Silverback Films, la productora con la que suele trabajar codo a codo para crear sus impresionantes documentales.

“La temperatura global no ha variado más de un grado arriba o abajo en este tiempo. Hasta ahora. Nuestro uso de combustibles fósiles, nuestra destrucción de la naturaleza, nuestra política de construcción industrial y de quemas están liberando carbono a la atmósfera a una velocidad y a una escala sin precedentes. Ya estamos en problemas. La estabilidad de la que dependemos todos se está rompiendo. Esta historia también es sobre desigualdad, además de inestabilidad”.

 

 

 

 

Attenborough, además, hizo hincapié en la desigualdad que el cambio climático perpetúa en la sociedad: “Hoy, aquellos que han hecho menos para provocar este problema, son los más duramente afectados por ello. Al final, todos sentiremos los efectos, algunos de ellos ya son inevitables”.

Y dejó un mensaje agridulce, recordando que serán los jóvenes quienes sufran las consecuencias de la crisis climática, pero que, si todos trabajamos juntos, podemos revertir el futuro tal y como se presenta:

“Las generaciones futuras recordarán esta conferencia y se harán una pregunta: ¿Ese número ha dejado de crecer y ha empezado a bajar como resultado de los compromisos aquí establecidos? Todo apunta a que la respuesta será ‘sí’. Si trabajando por nuestra cuenta somos lo suficientemente fuertes como para desestabilizar nuestro Planeta, seguramente, trabajando juntos, somos lo suficientemente poderosos para salvarlo. Durante mi vida, he sido testigo de una terrible destrucción; en la vuestra, pueden y deben ser testigos de una maravillosa recuperación. Esta esperanza desesperada, señoras y señores, delegados, excelencias, es por lo que el mundo les está mirando y por lo que están aquí. Gracias”.

 

COP26: Web | Twitter

 

Por 

Cultura Inquieta logo