Las aventuras de Guille y Beli y el enigmático significado de sus sueños

Guille y Belinda, las protagonistas de esta magnífica serie obra de la fotógrafa estadounidense Alessandra Sanguinetti, son dos primas que viven en una granja familiar en Maipú, a 300 kms. de Buenos Aires.

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta

 

Tras cultivar una íntima relación con las niñas desde 1999 cuando desarrollaba su anterior trabajo, Alessandra captura sus imágenes inspiradas en las fantasías, las expectativas y los miedos que acompañan la transición psicológica y física de la niñez a la edad adulta.

Esta serie fue realizada en el transcurso de cinco años y retrata escenas rurales diarias, donde también se mezclan la fragilidad y candidez de las chicas con lo abrupto y masculino del contexto rural. Las dos primas tenían diez y nueve años respectivamente cuando Sanguinetti comenzó a fotografiarlas con la intención de retratar las transformaciones físicas y psicológicas de las niñas mientras se desarrollaban. 

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta2

 

En lugar de adoptar una forma de narrativa documental más tradicional, Sanguinetti se concentró en los deseos y los sueños de sus activas imaginaciones. La autora señala, "Intenté interpretar el final de su niñez al entrar en sus espacios imaginarios. El tiempo en que los sueños, fantasías y miedos se confunden y entremezclan con la vida cotidiana se les estaba acabando y las imágenes creadas intentan cristalizar ese espacio personal y libre que iba desapareciendo".

El uso tan especial de la luz natural y su paleta de colores acrecienta el realismo de su discurso sin apartarnos de cierta magia y nos recuerda de algún modo a las pinturas del realismo holandés (Vermeer). De algún modo también sus retratos nos recuerdan a los de algunas pioneras de la fotografía victoriana (Julia Margaret Cameron) y su enigmático imaginario poético.

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta3

 

Al principio, Sanguinetti intervenía poco y fotografiaba a Guille y a Belinda mientras jugaban. A medida que las dos niñas empezaban a sentirse más cómodas frente a la cámara, sus improvisaciones se volvían más complejas y sus actuaciones más inventivas. Sanguinetti trabajó estrechamente con ellas para ayudarlas a traducir sus ideas en imágenes, dirigiendo el espacio donde ellas lograban representarse a sí mismas.


A través de esta actividad ellas se volvieron las estrellas de su propia realidad actuando una plenitud de dramas, fantasías y fábulas, limitadas solamente por su propia imaginación, confeccionando sus propios disfraces y utilería con juguetes y objetos cotidianos y usando sus casas y el campo que las rodeaba como telón de fondo.
Además de las intrincadas escenas que Guille y Belinda tramaban, Sanguinetti también las proveía con libros y otros materiales para inspirarlas a reinterpretar otras obras literarias y visuales en sus propias e inimitables maneras.

Sanguinetti señala: "Al prestarles atención y al darles el espacio para actuar sus sueños y miedos privados, logré entrar en un mundo que de otra manera hubiese quedado encerrado dentro de ellas y por último desvanecido". Guille y Belinda fueron madurando y con ellas sus sueños, ya más enraizados en lo práctico y en lo inevitable. Al imaginarse a sí mismas como novias o madres empezaron a jugar los roles que con el tiempo se veían asumiendo.


Después del trabajo de estos cinco años, Alessandra estuvo trabajando otros 4 más, hasta completar un total de nueve, siguiendo las vidas de las que comienzan a dejar de ser niñas para convertirse en mujercitas en la serie que ha llamado "The life that comes".
En este nuevo trabajo las protagonistas chocan de bruces con la realidad de la vida y Belinda, la que podemos considerar más agraciada físicamente, si atendemos a los crueles cánones de belleza, queda embarazada con 16 años.
Las que han sido amigas inseparables hasta entonces ven como ya no es una relación entre dos, sino que aparecen nuevos actores como Lucas (el bebé) y Pablo (el padre de la criatura).
Desde ese momento podemos intuir como la profunda amistad puede verse enturbiada por historias de envidias, celos, separación, confrontación al fin y al cabo como sus sueños imaginarios se chocan con la vida real de la forma más cruda, algo que todos hemos pasado pero que Alessandra refleja de modo magistral y poetico.

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta4

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta5

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta6

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta7

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta8

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta9

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta10

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta11

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta12

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta13

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta14

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta15

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta16

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta17

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta18

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta19

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta20

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta21

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta22

 

Alessandra Sanguinetti Cultura Inquieta23

Todas las fotografías pertenecen a Alessandra Sanguinetti

Alessandra Sanguinetti: web | Magnum Photos | Wikipedia | Facebook

via featureshootelpatiodeldiablo

Cultura Inquieta logo