20mlogo

Cabeceras-SECCIONES-ARTE-DISENO

¿Cómo se hace una espada samurái? (VÍDEO)

La delicada sofisticación de los japoneses se refleja en el minucioso proceso de fabricar la espada de un guerrero samurái.

 

katana samurai espada

 

La minuciosidad con la que los japoneses fabrican sus objetos toca casi todos los ámbitos de su vida cotidiana —desde sus libros, su precioso papel, y hasta sus elegantes juegos de té, su elegancia y dedicación parecería dotar a estos objetos de un valor que otros no tienen, como si el cuidado con el que son hechos les diera un alma propia. No existe, quizá, una mayor muestra de habilidad y técnica que la producción de una espada samurái o katana, un objeto que no solamente sobresale como el arma de la legendaria secta de guerreros, sino como un intento más —tan esencialmente nipón— de alcanzar la perfección.

El proceso de creación de la espada, que es también un hermoso ritual, comienza con una bendición shinto (religión nativa de Japón, basada en la adoración a los espíritus de la naturaleza), y la cuidadosa preparación y selección del acero y el hierro que serán usados, para después cubrirlos con cenizas y barro para evitar que se oxiden, en un proceso sumamente preciso.

La forja, que consiste en golpear el metal al rojo vivo con un martillo especial, hace que éste adquiera la forma deseada, esto incluye doblarlo una y otra vez, para combinar la cantidad adecuada de acero duro con acero blando (sin el cual, la espada sería muy dura, pero poco filosa y fácilmente rompible). Así, la mezcla de los metales de la espada resulta un proceso que pareciera más bien un acto hermoso de alquimia: la combinación perfecta entre dureza y suavidad.

 

katana samurai espada 2

 

Cuando el metal ha sido templado y la hoja de la espada está lista, ésta es grabada con la firma de quien la hizo, como lo hace un artista con su obra más preciada. Posteriormente, el metal se pule para darle su bello brillo e imponente filo. Finalmente, se fabrican la empuñadura de la espada y la vaina, ambas de madera, en procesos no menos sofisticados ni impresionantes.

Actualmente en Japón existen alrededor de treinta maestros dedicados exclusivamente a hacer estos objetos, minuciosos tesoros. El proceso de hacer una katana tiene como finalidad alcanzar la perfección, y proyecta la personalidad de quien la hizo. Por esta razón, todas las espadas samurái son distintas una de la otra, como las personas. Por su parte, el proceso de fabricar katanas no sólo hipnotiza al verlo, también nos habla de esa sofisticación que brilla en su manera de crear objetos y en su forma de vivir la vida.

 

Os compartimos a continuación un estupendo y didáctico vídeo producido por la United Kingdom's National Museum of Arms and Armour:

via aleph

 

logo