Estas reconfortantes imágenes de recién nacidos, han sido tomadas gracias a la habilidad de la fotógrafa para conseguir que se durmieran y así poder fotografiarlos soñando.

Karen Wiltshire, de 46 años, prepara a sus modelos para dormir asegurándose de que hayan comido antes de llegar, meciéndolos y acariciando suavemente sus párpados.

También reproduce el sonido de un secador de pelo con una app de su móvil, ya que ha descubierto que los niños están acostumbrados a ese sonido de cuando sus madres se secan el pelo y les relaja.

Una vez que están profundamente dormidos, lo que puede llevar desde unos pocos minutos a media hora, Karen Wiltshire coloca a los bebés para las imágenes en posturas cómodas, entre las manos de sus padres o envueltos en mantitas.

Entonces se pone a hacer fotos de las preciosas expresiones faciales de los bebés soñando, mientras están dormidos, lo que puede durar unas cuatro horas.

Apúntate a nuestra newsletter

Únete a nuestra comunidad. Así podremos invitarte a los eventos que organizamos y estarás al tanto de convocatorias y concursos.