Amsterdam regala elementos arquitectónicos retirados a sus habitantes

Un racimo de uvas tallado en piedra, relieves, guirnaldas de flores y hojas, fragmentos de cornisas e incluso cornisas enteras, los amsterdaméses pueden llevarse ahora estos adornos a su casa. Siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos.

 

piotr chrobot M4EcjtmE01k unsplashPiotr Chrobot

 

La renovación urbana de la ciudad ha llevado a almacenar en palés estos tesoros arquitectónicos en una localización que es, por el momento, secreta. A lo largo de los siglos, la ciudad holandesa ha sufrido importantes transformaciones que han hecho que se demolieran y construyeran muchos edificios.

A principios de siglo, el primer inventario realizado en Amsterdan contabilizaba cerca de 4000 edificios que se consideraban históricamente valiosos, de los cuales, han desaparecido miles a causa de la renovación y la expansión urbana y de los nuevos planes de tráfico.

 

amsterdam jaartalsteen

depot

 

La buena noticia es que estas joyas han sido guardadas y almacenadas cuidadosamente durante todos estos años con el fin de poder reutilizarlas; y parece que, por fin, ha llegado ese momento. Amsterdam quiere repartir todas esta piezas para darles una segunda vida y preservar así parte de la historia arquitectónica de la ciudad.

¿Estás construyendo tu nueva casa y quieres incorporar a la fachada una de estas piezas? ¿Eres artista y quieres crear algo a partir de un fragmento de fachada antigua? Ahora tienes la oportunidad y, además, es gratis. 

 

guirlande 1

 

Gratis pero con algunas condiciones que aseguren que los restos van a parar a buenas manos y a personas con buenas intenciones. El primero de ellos es que quien acepte uno de estos restos se compromete a cuidar adecuadamente el fragmento de construcción y asume la responsabilidad y los riesgos asociados de su adquisición.

También se tendrá en cuenta a la hora de ceder alguno de estos recuerdos la visibilidad y la manera en la que el elemento en cuestión es devuelto a la ciudad (hablando en términos de belleza y de visibilidad).

 

af 20191002 fragment49topkei21 fotomenabanner 10

 

De igual forma, también se valorará si se toma en cuenta el valor cultural-histórico inicial de la pieza y de qué forma serán respetados los valores iniciales del fragmento.

Además, la persona o personas que se hagan con alguno de estos restos asumirán los costes de transporte.

La solicitud de petición de piezas se puede realizar por mail hasta el 31 de diciembre de este año adjuntando, además de nuestros datos personales, una pequeña explicación de por qué creemos que cumplimos las condiciones y otra describiendo el lugar que le daríamos al elemento arquitectónico deseado.

Sin duda, una estupenda idea para fomentar la convivencia entre el pasado y el presente de una ciudad. 

 

h/t: Gemeente Amsterdam

 

 

 

 

Cultura Inquieta logo