50 historias sobre 50 grafitis, esparcidos por el mundo, por José Félix Valdivieso

La obra literaria «Grafitis del mundo», obra de José Félix Valdivieso, acaba de ser galardonada con el I Premio Internacional Cuadernos del Laberinto de Pensamiento (2020).

 

mi corazon chino graffiti
"Mi corazón chino", graffiti en Pekín

 

«Grafitis del mundo» es un periplo filosófico que toma como punto de partida 50 historias sobre 50 grafitis esparcidos por el mundo, desde Sidney hasta Nueva York y que presenta temas tan sugestivos como la fugacidad del arte, la consistencia de la belleza o el sentido de la comunicación. El libro cuenta con un prólogo de Francisco Reyes, reconocido en la escena de la música y el arte urbano como Pastron#7.

En palabras del propio autor, José Félix Valdivieso:

Me gustaría recalcar que lo que más me conmueve de los grafitis y su mundo, es el estoicismo con el que sus autores aceptan en la mayoría de los casos tanto el anonimato, como el hecho de que su “obra” puede desaparecer al minuto de haberla realizado. Es el Mono no aware(物の哀れdel grafiti en Tokio del que habla Ayako en la historia Nada, el sentimiento que produce la efímera naturaleza de las cosas, y de que las cosas son bellas precisamente porque son frágiles y efímeras, pues si fueran fuertes y eternas, simplemente no nos conmoverían.

Es un honor que el I Premio Internacional Cuadernos de Laberinto de Pensamiento se otorgue a Grafitis del Mundo, que intenta recoger modestamente lo que la gente dice y piensa en la calle.

La obra ganadora se publicará próximamente en la Colección Anaquel de Pensamiento de la editorial Cuadernos del Laberinto.

Valdivieso se considera un profesional de la mirada, y reconoce que es la calle siempre la que inspira, sorprende y da sentido a este libro: Ver, ver, ver, por el puro placer de ver.

José Félix Valdivieso ha viajado por el mundo en busca de todas las lenguas, desde el griego antiguo y moderno, al ruso, chino, japonés, y ahora, con este libro Grafitis del Mundo, ha querido desentrañar la lengua de la calle, puede que la más cifrada, a través de sus manchas, de sus pintadas. Un problema, pues como dice Ayako, en la historia Love de este libro “todas las lenguas son imprecisas, y cuando son precisas lo son cada una a su manera, y dice que ella lo sabe muy bien porque traduce a algo más masticable, no sólo palabras y lenguas, sino como todo el mundo, también la vida, el amor…” y ahí empiezan los problemas, porque la manera de cada uno es la manera de cada uno, no tan precisa.

 

felix valdividieso 1
El autor José Félix Valdivieso | © Libros del laberinto

 

Compartimos, como botones de muestra, dos de las historias de Grafitis del mundo:

 

Vuela alto (Sky High)

Londres, 13 de febrero de 2015.

Las chicas pasan por delante del Queen Elisabeth Hall, parte del Southbank, el complejo artístico más grande de Europa, donde hay un espacio repleto de grafitis y de chicos en monopatín. Las chicas miran de reojo. Los chicos no paran de hacer piruetas. Uno sospecha que aún más arriesgadas, cuanto más chicas pasan.

En la mayoría de las aves galliformes, como los pavos reales, se da lo que se denomina dimorfismo sexual, que no es otra cosa que el hecho de que el macho es distinto que la hembra. Más científicamente, el dimorfismo sexual es definido como las variaciones en la fisonomía externa, forma, coloración o tamaño…existentes entre machos y hembras de la misma especie, y que se encuentra en la mayoría de las especies, en mayor o menor grado. Es de destacar que el macho es vistoso y hace todo tipo de piruetas con su cola para atraer a las hembras y alejar a los depredadores. La hembra, sin embargo, es de tonalidades apagadas para poder mimetizarse y proteger el nido.

Se dice que hace unos días mataron a un chico ahí en ese mismo espacio donde los chicos vuelan alto y hacia donde las chicas miran. Pregunto a unos chicos si saben de lo ocurrido hace unos días. El más pintado, mirándome fijamente a los ojos, contesta negativamente. Miro a los otros que acompañan y pregunto lo mismo, mientras siento la mirada fija del más pintado. No obtengo respuesta y creo que lo mejor es marcharse. De lo ocurrido se sabe que fue una pelea entre bandas, porque uno de una banda andaba pirueteando demasiado con una de otra banda. Este es un conflicto de origen muy antiguo que un sociólogo alemán, Hans-Maria Bauer, ha rebautizado como dimorfismo lúdico discrepante en primer grado.

En otro lugar, y con otro grado de repercusión, ocurre algo similar, pero no exactamente igual. El citado sociólogo observa, como método de trabajo alternativo del cuál extraer posibles hipótesis, cómo un pavo joven quiere también volar alto, para lo que corteja el harén de un pavo alfa. El resultado no se hace esperar. Se produce una violenta pelea con resultado de muerte del pavo alfa.

Actualmente, el sociólogo, Hans-Maria Bauer, trabaja sobre la hipótesis de lo que ha dado en llamar dimorfismo serio creyente, un dimorfismo distinto del lúdico discrepante –señala – inspirado en la observación de esos pavos polígamos que disponen de harenes, y por el cual intenta demostrar que algo imposible, como un rasgo fisonómico inmaterial, la creencia de los creyentes, estaría en la base de todos los ancestrales conflictos generados por el sexo y el poder. Añade Bauer, que si bien esto ha sido siempre así, en nuestros días se ha producido una regresión singular de consecuencias impredecibles, pues todo creyente, cree su creencia, universal, considerando ofensa mortal, la más mínima crítica. ¿No le parece a nadie contradictorio hablar de tolerancia cero, –se pregunta Bauer? Mientras tanto los chicos siguen queriendo volar alto y hacer piruetas para que las chicas los miren.

 

50 historias sobre 50 grafitis sky high 

 

 

Fuk azul

Brooklyn, Nueva York, 23 mayo de 2015.

Damien Mitchell es de los de coge un bote y pinta. El arte es eso, mucho fun con muchas ganas de decir algo. No le importa pintar en muros legales, pero lo que le parece más divertido es tirarse a la calle a pintar sin más. En una entrevista para streetartnyc confesó que una vez se pintó el ojo del culo de azul para ver si afectaba al color de sus heces. No tuvo efecto. También dijo que su primera experiencia grafitera fue a los 8 años, cuando escribió “fuk” debajo de la mesa de la cocina de su casa. No recuerda por qué lo hizo o quién le inspiró, pero que debió ser importante, porque todavía lo sigue haciendo de vez en cuando.

Muchas cosas son sin razón. Muchas cosas están ahí y ya está. Ocupan su espacio. Nos hacen sentir de alguna manera. Huelen. Se escuchan. Tienen un color. Damien pinta de azul esta boca, como ya pintó de azul otras cosas. La tendencia del azul hacia la profundidad es tan grande –dice Kandinsky– que precisamente en los tonos profundos adquiere mayor intensidad. Cuanto más profundo es el azul, más poderosa es su atracción. El azul es el color del cielo.

Damien no tuvo ninguna formación formal en arte, y dice que si no hubiese sido por páginas como stencilrevolution habría sido fontanero o algo sí en su Australia natal. No lo sé. Muchas cosas están ahí y ya está. Tras estos años en Nueva York, Damien planea vivir en Brasil. Tiene ganas de coger un bote y pintar. Quizás porque el graffiti de la imagen ya no está ahí, entre las calles N3 y Berry, o quizás porque el azul está ahora en Brasil. Otra tendencia, otro efecto, “fuk”.

 

fuk azul

 

Valdivieso nació en Bruselas, se gradúo en Estudios de Asia Oriental (Especialidad de chino) por la UAM, y en Derecho por la UCM.
En la actualidad es Presidente de IE China Center y autor del libro de poesía La Geografía del erizo (Cuadernos del Laberinto, 2020), y de los libros de relatos Dibugrafías (Libros.com 2017) y Cosas y murciélagos (Incipit Editores, 2010).

 

 

Cultura Inquieta logo