Bellos retratos de vulnerables hombres desnudos, por Laura Stevens

Durante 12 meses esta fotógrafa inglesa transformó su cama en un estudio de fotografía. La falta de representaciones del cuerpo masculino visto por artistas mujeres fue el motor que le llevó a poner este proyecto en marcha.

 

Laura Stevens3

 

Laura mira con suavidad, tranquilidad y pasividad, limitándose a observar. Así es como suele fotografiar a las personas en general y así es cómo ha retratado a los 50 hombres que han formado parte de este proyecto titulado "Him".

Fotógrafa y modelos eran completos desconocidos hasta el mismo día de la sesión.  Cubierta tan solo por una sábana blanca, el espacio más íntimo de Laura, su cama, se convertía en el espacio más íntimo para estos hombres por unas horas. Un espacio donde, esta vez, ellos serían los observados tras tomarse un te y disfrutar de un pequeño rato de conversación con la artista.

 

Laura Stevens

 

La duración habitual de cada sesión estuvo en un par de horas, y durante ese tiempo, siempre sonaba la misma música "The Goldberg Variations" de Bach y algo de Phillip Glass”. "El shooting a menudo se convertía en un baile lento e hipnótico", explica la fotógrafa. 

Habitualmente las representaciones del cuerpo masculinas suelen estar hechas por artistas masculinos y aún faltan propuestas que exploren una visión sensual femenina sobre la belleza masculina. La mirada masculina ha sido históricamente dominante y aún sigo prevaleciendo, es por esto, además de por el bello resultado, por lo que este trabajo nos ha enamorado.

 

Laura Stevens11

 

Stevens buscaba una propia forma de mirar y retratar a los hombres, una que cuestionara los patrones habituales de dureza, masculinidad y actitud activa.  Una forma que acepta su vulnerabilidad, esa que la fotógrafa encuentra tan bella, y que los refleja en una actitud "suave" y "pasiva", actitudes que habitualmente son atribuidas a las mujeres. 

La mayoría de los modelos fueron contactados por las redes sociales e internet, a excepción de alguno que fue abordado en el metro o por la calle por la propia fotógrafa. Por supuesto, todos ellos tuvieron muy claro desde el principio de que trataba el proyecto y tuvieron la oportunidad de decidir si la imagen final seleccionada fuera publicada o no, así como de las partes de su cuerpo que estaban dispuestos a mostrar.

 

Laura Stevens2

 

Hay dos encuentros que emocionaron a Laura especialmente: Uno con un hombre que no se sentía a gusto con su cuerpo, que llegó incluso a llorar ante la cámara, pero que eligió, a modo de catarsis, vivir la experiencia para superarlo. El otro, al fotografíar al padre de un ex-novio, algo que sintió como un gran gesto de valentía y confíanza. 

Laura ha seguido manteniendo el contacto con algunos de los hombres fotografiados, muchos de ellos estaban entusiasmados con el proyecto y han querido incluso implicarse en su desarrollo. 

 

Laura Stevens

Laura Stevens1

Laura Stevens5

Laura Stevens6

Laura Stevens7

Laura Stevens8

Laura Stevens9

Laura Stevens10

Laura Stevens10

Laura Stevens11

Laura Stevens12

Laura Stevens13

Laura Stevens14

Laura Stevens15

 

Laura Stevens: Web | Instagram

 

 

 

Cultura Inquieta logo