Un bonsai de 391 años que sobrevivió a Hiroshima y sigue creciendo

Nunca debemos subestimar a nada ni a nadie por su tamaño; la verdadera fortaleza y la verdadera resistencia son cuestiones interiores, no tienen nada que ver con los centímetros que se tengan o se dejen de tener.

Y es que el tamaño no importa; hay casos, como el de este bonsái de 391 años que, por increíbles que parezcan, son reales y, que encierran una historia detrás de supervivencia y pacifismo con varios siglos sobre sus ramas.

 

Bonsai 1 Hiroshima Masaru Yamaki naturaleza arbol

Imagen vía National Arboretum

 

La historia de este pequeño árbol comienza cuando fue plantado en 1625; aunque actualmente está conservado en el National Arboretum de Washington, DC, fue regalado a los Estados Unidos por el maestro del bonsai Masaru Yamaki en 1976.

El bonsái tiene una historia detrás que daría para una biografía botánica; la familia Yamaki vivió muy cerca de donde cayó la bomba atómica en Hiroshima en 1945 y, a pesar de que este hecho histórico acabó con la vida de más de 140.000 personas, la familia de Masaru y los bonsáis resultaron ilesos en el ataque estadounidense.

Yamaki más tarde donó el árbol al Bonsai & Penjing del National Arborentum sin revelar que sobrevivió al ataque de la región japonesa; una historia de supervivencia que salió a la luz en 2001 cuando los nietos de Masaru visitaron el museo.

 

Bonsai 3 Hiroshima Masaru Yamaki naturaleza arbolMasaru Yamaki junto al bonsái centenario

 

En un principio, el Museo decidió obviar la vergonzosa conexión existente entre el diminuto pino blanco y el país norteamericano; preferían resaltar al bonsái como un símbolo de unión entre dos naciones y dos culturas que estuvieron en conflicto; recientemente, han decidido hablar de la realidad del árbol superviviente en la página web oficial de la institución.

Kathleen Emerson-Dell, curadora del museo confiesa, "Estoy en su presencia, y siento que estoy en presencia de otras personas que existieron hace mucho tiempo; es como tocar la historia".

Es maravilloso lo fuerte que puede llegar a ser la naturaleza y es maravilloso que haya testigos vivos que nos hagan recordar, a diario, esas partes de nuestra historia contemporánea que, ojalá, no vuelvan a repetirse nunca.

 

Bonsai 2 Hiroshima Masaru Yamaki naturaleza arbolImagen vía reddit

 

The National Bonsai Foundation: Web

Cultura Inquieta logo