Decálogo de un creador de contenidos

Todos, de alguna manera, somos creadores de contenidos. Fabricamos ideas y a veces, hasta tenemos la necesidad y la oportunidad de compartirlas con el resto del universo.

 

portada asus

 

En algún momento de nuestro día a día, podemos ser coleccionistas de recuerdos mientras subimos una foto a nuestras redes sociales, o ser un Key Opinion Leader e impactar de manera positiva en nuestro entorno.

También, puede ser, que nos dediquemos profesionalmente a crear contenidos para llegar al corazón de otras personas.

Sea como sea, para cada momento, para cada tarea u objetivo, necesitamos unas herramientas específicas, tanto técnicas como emocionales por eso, nos ha encantado descubrir el nuevo modelo que acaba de lanzar ASUS al mercado; hablamos del ProArt StudioBook Pro 17, un ordenador diseñado para nosotros, para los que nos dedicamos profesionalmente a crear.

 

shannon rowiesFotografía de shannon-rowies

 

Los creadores de contenido sabemos que nuestro éxito se debe no solo a nuestra pasión, sino también a quienes nos enseñaron, nos inspiraron y nos empujaron a pensar de diferentes maneras.

El contenido puede tomar muchas formas, desde una foto subida a nuestros feeds cotidianos o una película que cuente una historia capaz de trascender barreras físicas y temporales, hasta lanzar a la red infinita, esas cosas que nos emocionan.

Estamos contínuamente abiertos a nuevas maneras de pensar, ávidos de nuevos estímulos, de nuevas fuentes de inspiración; los creadores tenemos una meta y esa meta es llegar; llegar al lector, tocarle, rozarle como una pluma, el corazón y la mente, mover sus cimientos, desestabilizar sus creencias para que vuelva a creer, para que se conmueva. 

 

clay banks NGupON6JOYE unsplash 

 

Cada creador tiene su decálogo, un manifiesto vital que va más allá de las palabras, de los bocetos o de los prototipos; unos puntos que vertebran una manera de contar, un esqueleto que sostiene una manera de ser y de sentir. 

 

Aquí va el nuestro:

1. Los creadores somos agentes activos que intentamos mejorar el mundo que nos rodea

No somos salvadores, está claro. Pero tenemos en nuestras manos una herramienta muy potente para dejar pequeños legados y efímeros impactos en nuestros minúsculos universos.

2. Mantenemos viva la cursiosidad

Somos niños pequeños en un parque de bolas infinito. Descubrimos sin parar, miramos por la mirilla de lo que está pasando, para transmitirlo de la mejor manera que sabemos. Intentamos mantener la mirada intacta y aprender constantemente. 

3. Intentamos mantener activo nuestro WiFi emocional

Uno de nuestros objetivos es amplificar realidades. Queremos viajar a una velocidad sin límites por el sentir de nuestra comunidad o captar la temperatura de las emociones que nos envuelven para contar historias, vuestras historias.

4. Descontextualizamos para situarnos en el epicentro del huracán del día a día

Hacernos un hueco el el vasto mar de las redes sociales.

5. Curamos, comprobamos, compartimos

Bebemos de fuentes que nos inspiran, respiramos el aire de los artistas que nos emocionan y, nos hace especialmente felices compartir el talento y la creatividad que circulan tímidos o flagrantes por nuestros cosmos. 

6.  Nos rodeamos de la mejor tecnología

Necesitamos soporte, ayuda. Por eso, intentamos rodearnos de la mejor tecnología para impulsar nuestros proyectos, sacarlos a la luz y convertirlos en una verdad.

7. Las experiencias son tesoros

La imaginación tiene un límite pero la experiencia no. Somos un pozo de anécdotas y relatos. El storytelling es nuestro credo y aquello en lo que volcar toda nuestra experiencia y fuerza creativa. 

8. Conectividad sin límites

Lo que más feliz nos hace es sin duda conectar de alguna manera con los que estáis en la otra orilla. Tener un diálogo contínuo, saber qué es lo que sentís o necesitáis para seguir aprendiendo, para ser cada día un poco mejores.

9. Nuestro valor añadido es tener una voz propia

Intentamos diferenciarnos del resto de voces, educando la nuestra propia. Cuidamos el tono, el color, los valores que se esconden en cada sílaba, en cada párrafo y, todo, para cerrar un círculo perfecto entre manos, ojos, alma y corazón. 

10.  Creamos desde el corazón

La verdad es nuestra pluma. No podemos (ni sabemos) contar nada si no creemos en ello. Necesitamos emocionarnos para empezar a dar cualquier paso. 

 

ASUS PRO ART

 

Diseñadores, animadores, arquitectos, programadores y editores de contenidos; todos necesitamos soluciones y un soporte que nos permita aprovechar nuestro ilimitado potencial creativo. Por eso Asus ha desplegado sus alas y oídos para sintonizar con nuestras demanadas y ofrecernos soluciones. De dichas necesidades ha nacido ASUS ProArt StudioBook Pro 17, que es mucho más que un ordenador diseñado para crear contenido y que ha sido concebido a raiz del feedback de los profesionales. 

Pero si lo nuestro es crear desde diferentes lugares y la movilidad es parte de nuestro día a día, nos quedamos sin duda con otro de los nuevos modelos que ASUS acaba de lanzar. Hablamos del ExpertBook B9el portátil profesional de 14 pulgadas más ligero del mercado y que estará disponible a lo largo del segundo trimestre de 2020. Este ordenador es ideal para los que queremos viajar ligeros de equipaje pero cargados de proyectos, de ideas y de sueños. 

Precisión, rendimiento, conectividad y estabilidad son las cuatro columnas de este ordenador creado para invitarnos a viajar a un mundo perfecto para diseñar, programar, confeccionar nuestros proyectos sin pensar en límites tecnológicos ni creativos.

 

«Ser creativo significa estar enamorado de la vida. Usted puede ser creativo sólo si ama la vida lo suficiente para querer realzar su belleza, traer un poco más de música a ella, un poco más de poesía a ella, un poco más de baile a ella». – Osho

 

Gracias a Asus por darnos alas para volar

Cultura Inquieta logo