Pensamiento

El tiempo sin tiempo: una reflexión, a la luz de Baudelaire, sobre la eternidad consumista en que vivimos

En nuestra época aparentemente se ha cumplido parcialmente una de las fantasías más imposibles del capitalismo: la abolición del tiempo. Pocas cosas que asusten tanto al hombre contemporáneo como el tiempo libre, el tiempo vacío, los tiempos muertos, el tiempo ocioso, el tiempo sin obligaciones, el tiempo inútil, el tiempo sin sentido manifiesto ni propósito declarado; en pocas palabras: el tiempo para sí.

Ilustración

Zaida Marín homenajea a Lorca en su edición ilustrada de Poeta en Nueva York

Fue un 13 de julio de 1936 cuando Lorca fue a Madrid para entregarle a su editor José Bergamín el manuscrito de Poeta en Nueva York, pero al no encontrarlo en su oficina le dejó una nota manuscrita que decía: “He estado a verte y creo que volveré mañana”. Aunque ese mañana nunca llegó, puesto que partió hacia Granada pocos días antes de que estallara la guerra y, el resto, ya es historia.

Apúntate a nuestra newsletter

Únete a nuestra comunidad. Así podremos invitarte a los eventos que organizamos y estarás al tanto de convocatorias y concursos.