Estilo de vida

Dalí y Gala tenían un "hijo" secreto llamado Joan

No era sangre de su sangre, "los genes no deben reproducirse" afirmaba Dalí, pero fue amado como si lo fuera. Salvador y su esposa Gala nunca ocultaron que aquel pillo catalán pasaba prácticamente la mitad del año con ellos en su casa de Portlligat, en Cadaqués.

Pintura

Gala y Dalí, la historia de un amor mágico

No podemos imaginar qué hubiera sido de la vida y obra de Dalí sin Gala. Pocos amores han sido tan extremos, tan sinceros y exaltados como el que Dalí sintió por el único amor de su vida.

Apúntate a nuestra newsletter

Únete a nuestra comunidad. Así podremos invitarte a los eventos que organizamos y estarás al tanto de convocatorias y concursos.