20mlogo

Cabeceras-SECCIONES-ARTE-INSTA

Homo Ludens. El arte está en juego

Convertir los espacios en lugares. Dotarlos de carácter y significado cuando el tiempo, con su paso, los ha extirpado...

Atravesarlos. Interpretarlos. Delimitarlos en torno a nuevos parámetros. Sin dañarlos. Transformarlos en lo otro, que también puede ser, hasta reconquistarlos. Espacios adaptados para la adaptación. Espacios intervenidos para la intervención. Espacios representados para la representación. Porque lejos de su tránsito impasible, la acción para la interacción, o lo que es lo mismo, el arte para la socialización. ¡Humanización! Esto es cultura. Lo dice el artista Miguel Ángel Benjumea. Lo demuestra, junto a su compañero Román Corbato, en su último proyecto site-specific Homo Ludens, ganador de la III Convocatoria de Intervenciones Artísticas en las Torres Hejduk que, año tras año, organiza la Fundación Cidade da Cultura de Galicia para los participantes del Encontro de Artistas Novos.

 

 

MiguelBenjumea arte 1

 

Dos hinchables de color rojo, ubicados en cada una de las Torres Hejduk, dan sentido al proyecto. Dos topografías efímeras, compuestas de plástico y aire, bastan para redefinir el escenario dado -una construcción arquitectónica de instalación destinada, en su idea original, a invernadero vertical- e imponer el gobierno del juego. Gobierno que, en este caso, presume de transversalidad, ya que en él no solo se recrea el artista, sino también el público que llega. Hablamos de una obra que pretende rescatar la práctica del playground -o patio de recreos- como ensayo general de vida y como condición de existencia de la propia cultura. Por todos. Para todos. «¡Homo Ludens!», grita Miguel Ángel, convirtiendo el Museo Centro Gaiás en un lugar más humano, democrático y habitable.

 

MiguelBenjumea arte 2

MiguelBenjumea arte 3

MiguelBenjumea arte 5


«Pasen, jueguen y disfruten». Con esta frase, el artista entrega sutilmente el testigo a los espectadores y los convierte en protagonistas de su obra. Asimismo, una dimensión paralela a la realidad y una nueva temporalidad se instalan, provocando en sus estados anímicos una exaltación que les invita a anular las exigencias de sus vidas cotidianas para entrar en territorio lúdico. «Tan solo deben descalzarse y dejarse llevar», dice Miguel Ángel. Y así, su objetivo -ceder significado a un espacio y hacerlo significante para el visitante- cobra sentido.

 

MiguelBenjumea arte 13

Logrado el punto de encuentro de uno mismo con el alrededor, Benjumea nos incita a reparar en la idea Homo Ludens. Y es que, para sobrevivir, el hombre que piensa  -Homo Sapiens- también ha de jugar, esto es, crear una atmósfera artificial, reservada al esparcimiento, que le sirva de entrenamiento creativo para hacer frente a lo que sea que esté por llegar fuera de los márgenes inventados; un refugio de libre expresión -similar al que la cultura brinda a los artistas- en el que aprenderse, retarse y desarrollar su yo más auténtico en cada intento. Si bien cada intento es una divertida partida en el juego, quizá caigamos en la cuenta de que no hay mejor modo de resolver la vida que jugándola.

Podemos visitar Homo Ludens en la Cidade da Cultura de Galicia hasta el 27 de noviembre de 2016.

Miguelbenjumea.com / Instagram

Fotografía: Fuco Reyes

Por Sara Valverde Pinel

logo

    
×
¿Te gustan nuestros contenidos?

Recibe nuestra Newsletter quincenal con artículos exclusivos de arte, erótica, estimulante y lifesyle.