"Siempre he amado las habitaciones del hotel. Me encantan la privacidad y el anonimato y dedico mucho tiempo a la elección de la habitación adecuada", Anja Niemi.

Para su nueva serie de autorretratos Do Not Disturb, la artista noruega Anja Niemi se internó en una serie de hoteles para explorar lo que sucede detrás de las puertas cerradas. Con una maleta de ropa prestada y pelucas, creó una serie de personajes y luego se fotografió en cada suite.

Para este proyecto viajó por el mundo búscando las habitaciones correctas para poder tomar las fotos, y poner de relieve los interiores, como un factor decisivo y significativo. En cada hotel, Niemi compone su propio mundo, con la habitación configurada como ella desea para cada uno de sus personajes individuales. El resultado es un conjunto un tanto inquietante de retratos que representan a sus personajes en momentos privados.

Con un estilo que recuerda el del artista David Lynch, al que Niemi ha reivindicado como una de sus fuentes de inspiración, las fotografías son emotivas y están impregnadas de una hermosa fragilidad.

Apúntate a nuestra newsletter

Únete a nuestra comunidad. Así podremos invitarte a los eventos que organizamos y estarás al tanto de convocatorias y concursos.