Las fotografías de Larry Fink celebran el glamour y el banal placer de las fiestas

Cuando ya no nos queden fuerzas, sintamos que la energía se nos escapa del cuerpo y pensemos que ya tenemos todo visto y hecho, solo querremos que el fin del mundo nos pille bailando.

Todos tenemos entre nuestros recuerdos más preciados alguna fiesta o reunión social que hemos vivido como un paraiso terrenal en el que nos hemos entregado a la absoluta banalidad y a la diversión de ser la versión más frívola y desmesurada de nosotros mismos.

foto en blanco y negro con dos chicos y una chica en una fiesta elegante compartiendo sofá
'Stag Party' de Larry Fink, marzo 1994. Cortesía de la Galerie Bene Taschen

Sentimos absoluta nostalgia por las fiestas vividas y por las no vividas y celebramos la expectación que nos generan las que están por venir, con el trabajo en blanco y negro del prestigioso fotógrafo Larry Fink.

Desde noches salvajes en Studio 54 hasta veladas de Hollywood repletas de celebridades y estrellas, la retrospectiva de este creador estadounidense, es una oda necesaria al escapismo y al arte del disfrute desenfrenado.

A través de una exposición en la Galerie Bene Taschen de Colonia, Fink hace un recorrido por los 65 años en los que ha desplegado un portentoso talento para capturas a personas celebrando la vida y los momentos de felicidad que regala.

la modelo Esther Cañadas y el modelo Mark Vanderloo en una fiesta de los Premios Óscar
'Oscar Party' de Larry Fink. Con Larry Fink, Esther Cañadas y Mark Vanderloo, Los Ángeles, marzo 2000. Cortesía de la Galerie Bene Taschen

“Nací en una familia comunista, una rareza en Estados Unidos, y tenía una orientación marxista muy interesante. Entonces, para mí, la idea detrás de fotografiar estas fabulosas fiestas no era formar parte de un conjunto elegante, sino poder analizar, ver, sentir cómo era estar dentro".

Fink ha capturado en su lente innumerables fiestas a lo largo de las décadas, tanto como invitado como fotógrafo de la revista Vanity Fair. Su talento para la iluminación ingeniosa y el encuadre divertido o su capacidad para encapsular el espíritu de sus sujetos, le han hecho tener pretigio y reconocimiento mundial.

El interés de Fink por la gente se extiende a todo tipo de grupos sociales, desde la Generación Beat con la que se codeó cuando era joven en Nueva York hasta la comunidad del boxeo estadounidense; desde familias de clase trabajadora de Pensilvania hasta estrellas de Hollywood.

"Soy bueno para captar las señales, ya sea que esté hablando con camioneros o gente elegante".

la top model internacional Naomi Campbell en una fiesta glamurosa
'The Vanities' de Larry Fink. Naomi Campbell, Los Ángeles, 2007. Cortesía de la Galerie Bene Taschen
una chica intenta explotar una pompa de chicle a otra chica en una fiesta de la New York Magazine
'New York Magazine Party' de Larry Fink, Nueva York, octubre 1977. Cortesía de la Galerie Bene Taschen

La habilidad para capturar la esencia y el lenguaje corporal de sus modelos espontáneos, se hace particularmente evidente en sus fotografías de fiestas, donde los invitados se acarician con apasionado abandono, Meryl Streep susurra al oído de Natalie Portman o los juerguistas de Studio 54 bailan salvajemente. 

“[...] iba en coches y en aviones de primera clase a todas estas fiestas a través de Vanity Fair, allá por los 90, cuando el dinero fluía, y luego volvía a la vida en mi granja. Vivo en una antigua granja de 1750 con mi esposa, Martha Posner, justo en medio de la nada [...] Dos tipos de experiencias muy diferentes".

“Cuando estoy en fiestas, me gusta unirme a la fiesta. No soy un fotógrafo que se mantiene al margen de las cosas como hacen muchos, aquellos que se preocupan por la imagen, por ser geniales y analíticos. Fui dotado con el poder de ser intelectual o mentalmente analítico y físicamente involucrado al mismo tiempo".

Larry Fink nos empuja a celebrar sin parar, a vivir la vida como una fiesta mientras la música siga sonando y las luces no se enciendan, y lo hace a través de un fantástico trabajo en blanco y negro que rezuma glamour, vida y color.

La actriz Meryl Styreep le cuenta algo al oído a la también actriz Natalie Portman en una fiesta
'The Vanities' de Larry Fink. Con Meryl Streep y Natalie Portman, Los Ángeles, 2009. Cortesía de la Galerie Bene Taschen
interior de la discoteca Studio 54 en mitad de una actuación de baile
'Studio 54' de Larry Fink, Nueva York, mayo de 1977. Cortesía de la Galerie Bene Taschen
el rapero Sean Diddy mantiene una conversación en mitad de una fiesta
'The Vanities' de Larry Fink. Con Sean Diddy Combs, Los Ángeles, 2001. Cortesía de la Galerie Bene Taschen
Una mujer en primer plano deja ver en el plano de atrás a un hombre tocando el contrabajo en un fiesta
'GQ party' de Larry Fink, agosto, 1977. Cortesía de la Galerie Bene Taschen
varios comensales comparten la mesa y conversación en la cena de una fiesta elegante
George Plimpton, Jared Paul Stern y Cameron Richardson por Larry Fink, enero 1999. Cortesía de la Galerie Bene Taschen
primer plano de las manos de un hombre abrazando la espalda de una mujer
'Peter Beard Opening Party New York' de Larry Fink, Nueva York, noviembre 1977. Cortesía de la Galerie Bene Taschen

Apúntate a nuestra newsletter

Únete a nuestra comunidad. Así podremos invitarte a los eventos que organizamos y estarás al tanto de convocatorias y concursos.