Las escultura cinéticas de Julia Nizamutdinova tienen efectos terapeútico-meditativos

Hay algo sencillo que proporciona mucha paz interior y está al alcance de la mano de todos; esos momentos que la acelerada vida nos regala en los que podemos dejar la mente en blanco, simplemente observar y respirar, repirar muy hondo

Si sois observadores y disfrutáis de las pequeñas cosas, seguro que muchos habéis dejado que los minutos pasasen observando cómo el viento mueve suavemente una cortina, cómo una veleta gira sin rumbo sobre sí misma o cómo se mueven las hojas de los árboles con las brisas de verano.

 

Las escultura cineticas de Julia Nizamutdinova se mueven formando ondas infinitas en bucle

 

El mundo está lleno de bucles infinitos e hipnóticos que nos relajan y nos invitan a evadirnos y, si no existieran, habría que inventarlos.

Eso debió pensar la artista y diseñadora Julia Nizamutdinova que ha creado una escultura cinética que gira y gira de una manera hipnótica e hipnótica.

Las ondas que dan forma en bucle al espacio circundante, las producen sus calculadas y curvilíneas formas hechas de plástico y montadas sobre una estructura de aluminio y acero.

 

Las escultura cineticas de Julia Nizamutdinova se mueven formando ondas infinitas en bucle 1

 

INFI se inspira en el signo infinito y en esa forma y ese movimiento que se entrecruza y se repite constantemente.

Cuando se ilumina con una luz LED, los bordes destacan la forma de pez que tiene la escultura y los movimientos rítmicos y ondulantes se vuelven más claros.

Nizamutdinova desvela que su creación es parte de un proyecto más grande llamado "Cyberflora" y que ofrece un efecto terapéutico meditativo a través de la contemplación de movimientos hipnóticos suaves y de la belleza de las formas futuristas.

Seguro que pasáis un buen rato con sus gifs y sus vídeos de YouTube.

 

Las escultura cineticas de Julia Nizamutdinova se mueven formando ondas infinitas en bucle 2

 

Julia Nizamutdinova: Instagram

 

Cultura Inquieta logo