La pandemia de ceguera que adivinó José Saramago

Primero es uno y luego casi todos los demás. Un mundo de ciegos que se vuelve brutal, despiadado. Lo que el genial autor portugués José Saramago (Azinhaga, Portugal 1922 - Lanzarote, España, 2010), cumpliéndose diez años de su fallecimiento, quiso decir en su obra más celebrada.

 

jose saramago cultura inquieta
Imagen de José Saramago, escritor, novelista, poeta, periodista y dramaturgo portugués.

 

En el principio es el tránsito. Luz amarilla, pies sobre los aceleradores de los coches, tensión, verde por fin. Pero el primero de la fila del medio, ay, no arranca. ¿Problemas mecánicos? Nadie lo sabe. Los peatones lo rodean, golpean los cristales y.. "el hombre que está dentro vuelve hacia ellos la cabeza, hacia un lado, hacia el otro, se ve que grita algo, por los movimientos de la boca se nota que repite una palabra, una no, dos, así es realmente, como sabremos cuando alguien, al fin, logre abrir una puerta, ¡Estoy ciego!"

No ha pasado una página y media del Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago y ya está el planteamiento hecho. O esbozado: como de la nada, el hombre está ciego, "quién me iba a decir a mí, cuando salí esta mañana de casa, que iba a ocurrirme una desgracia como esta", dice el ciego. En este punto de la historia es aún "el ciego" porque es uno, pronto habrá tantos que así no se los podrá diferenciar, una pandemia de ceguera blanca.

Efectivamente, pronto será una mujer y luego muchas otras y otros: los pondrán en cuarentena, encerrados- Después serán casi todos, todos menos una. Atención: la novela se llama "Ensayo". Y es que, bajo la forma de relatos cada vez más crueles, Saramago nos habla de la sociedad, de cómo se forman liderazgos tiránicos, de la indignidad: al primer ciego el mismo hombre que lo ayuda a volver a casa le roba el coche; unos acaparan la comida, algunos la dan a cambio de sexo: las mujeres ponen el cuerpo para que aparezca una sopa.

 

ensayo sobre la ceguera jose saramago
Una portada de Ensayo sobre la ceguera, uno de los títulos más destacados del Nobel de literatura portugués José Saramago

 

"Los personajes de esa novela se han dado cuenta, eso es lo que intento decir allí, que nuestra razón está ciega en el sentido de que no usamos la razón en una forma racional", contaba el Nobel portugués en una entrevista-. Es decir, no usamos la razón para defender la vida, casi siempre la usamos para destruirla."

Saramago solía decir que "la literatura no tiene ninguna función" pero sentía que él tenía algo que decir, que tenía que advertir que el mundo se iba a los caños. Repetía, con amargura, en sus últimos años que su generación -había nacido en 1922- había dejado un mundo peor que el que había encontrado. Por eso, para hacer algo, ya muy mayor salía por pueblos y ciudades a dar charlas en los lugares más pequeños a los que lo invitaban. Quería advertir.

"Estoy comprometido, o sea, vivo, en un mundo que es un desastre. Como escritor y como persona, mi empeño es no separar al escritor de la persona que soy. Me esfuerzo, en la medida de mis posibilidades, en tratar de entender y explicar el mundo", dijo a Clarín en 2007, tres años antes de morir.

Ensayo sobre la ceguera es el reino de la desesperación -la fealdad de la desesperación- y la ley del más fuerte. No puede ser más triste, diría uno. Pero Saramago va más allá: "Lo que se trata de saber es si han aprendido con lo que han vivido y van a cambiar".

 

jose saramago pilar del rio cultura inquieta
José Saramago, besando la mano de su esposa, la también escritora Pilar del Río

 

Ensayo sobre la ceguera (original en portugués, Ensaio sobre a cegueira) es una novela publicada en 1995 del escritor portugués José Saramago, Premio Nobel de Literatura en 1998. Es uno de sus libros más conocidos, junto con Todos los nombres y El Evangelio según Jesucristo. Saramago la definía como «la novela que plasmaba, criticaba y desenmascaraba a una sociedad podrida y desencajada». Es una novela psicológica, contada por un narrador omnisciente que especialmente se centra en el personaje principal, que es la mujer del médico.

El profundo egoísmo que marca a los distintos personajes en la lucha por la supervivencia se convierte en una parábola de la sociedad actual, trascendiendo así el significado de ceguera más allá de la propia enfermedad física.

Algo hace que esta novela sea muy particular. El autor se da el lujo de obviar los nombres de los múltiples personajes. Solo la exhaustiva descripción que hace de cada uno de ellos permite que el lector los identifique claramente, los describe por alguna característica sobresaliente como la mujer del médico, la mujer de las gafas oscuras, el niño estrábico, etc.

En Ensayo sobre la ceguera, José Saramago nos asoma a los límites de nuestra conciencia a través de seis personajes anónimos dirigidos por una heroína (la mujer del médico), que han de hacer frente a una pandemia que se extiende por todo el mundo: la ceguera blanca.

Por Patricia Kolesnicov

via Clarín

 

 

 

 

 

Cultura Inquieta logo