Osos polares en verano, por el fotógrafo Martin Gregus

Capturar lo imposible es cada vez más real a causa del cambio climático. En esta galería, se refleja la belleza del desastre.

 

martin gregus fotografia oso polar verano flores cambio climatico 1

 

“Cuando los cerdos vuelen” es una expresión utilizada para hablar de un imposible aunque, si tenemos en cuenta la velocidad a la que avanza el cambio climático, puede que no quede mucho para que sucesos inimaginables sean tan reales como la vida misma.

Durante 33 días, el fotógrafo Martin Gregus convivió con un fenómeno hasta entonces impensable: osos polares en plena época estival. En este periodo, Gregus se dedicó a observar y documentar a los animales en un hábitat muy alejado de sus condiciones de vida habituales.

Estamos acostumbrados a ver a los oso polares rodeados de hielo, espacios en los que su pelaje se camufla con facilidad entre la nieve. Pero esta galería nos los muestra en campos de flores en tonos morados, una estampa primaveral que nos desconcierta y nos fascina por su peculiar belleza.

 

martin gregus fotografia oso polar verano flores cambio climatico 6

martin gregus fotografia oso polar verano flores cambio climatico

martin gregus fotografia oso polar verano flores cambio climatico 5

 

Gregus se desplazó hasta el ártico canadiense en el verano de 2020 y regresó un año después para realizar esta serie fotográfica durante un total de 33 días.

Llama la atención la proximidad de unos animales tan adorables como peligrosos a la lente de Gregus, quien pudo tomar las fotografías a base de mantenerse invisible para los osos.

La idea de ser el ojo desapercibido de estos osos comenzó a fraguarse en el año 2015, cuando los vio por primera vez en verano, acompañado de su padre. “Por entonces vimos comportamientos únicos y, sin hielo, quería ver qué más había que ver allí”, explica.

 

martin gregus fotografia oso polar verano flores cambio climatico 2

martin gregus fotografia oso polar verano flores cambio climatico 4

martin gregus fotografia oso polar verano flores cambio climatico 3

 

Las fotografías, a pesar de su irrebatible belleza, nos dejan un sabor agridulce, porque son el puro reflejo de las devastadoras consecuencias del cambio climático.

A pesar de que en esta zona del mundo es normal que los osos vivan rodeados de flores en verano, el propio Gregus nos alerta de que “los propios osos se están acostumbrando a las altas temperaturas y no podemos predecir qué ocurrirá con otras zonas del ártico”.

El mundo animal no deja de maravillarnos y darnos lecciones sobre las que reflexionar. En nuestra mano está evitar su destrucción.

Os dejamos con un vídeo que recoge los 33 días de expedición de Martin Gregus:

 

Por