«Si no quieres ser como estos, lee»: Grandes frases que nos dejó La bola de cristal

'La bola de cristal' se emitía los sábados por la mañana, entre 1984 y 1988. Era un programa infantil, pero su objetivo declarado era tratar a los niños ya no como adultos;, sino como personas inteligentes capaces de formar su propio juicio respecto a todo. Por ello, no era raro en absoluto que muchísimos  jóvenes y maduros acabaran enganchados a un programa que pulverizó sus previsiones de audiencia (de 100.000 espectadores a 5 millones).

 

la bola de cristal

 

Dirigido por la gran Lolo Rico, surgió fruto de un momento cultural muy determinado: la primera legislatura del PSOE. ‘La bola de cristal’ se sirvió de la estética de la Movida (Alaska y Javier Gurruchaga ejercían de maestros de ceremonias; Loquillo, Santiago Auserón y Kiko Veneno también tuvieron su rol) para proponer una heterodoxa mezcla de marxismo pop, odas a la Ilustración y a la lectura y humor absurdo.

‘La bola’ se rió inteligentemente de casi todo el mundo -de la parte más frívola de la Movida a Thatcher y Felipe González- pero no a todo el mundo le hizo la misma gracia. Aunque ahora es considerado uno de los mejores programas de la historia de TVE, se canceló de mala manera -verano de 1988, hace ahora 30 años- y sus últimos meses fueron tortuosos, por los desencuentros entre el equipo de ‘La bola’, la dirección de TVE y el PSOE.

 

La Bola de Cristal nos invitaba constantemente a reflexionar, a cuestiornarnoslo todo. Qué célebre y celebrado su vídeo de «Si no quieres ser como estos, lee». ¡Y qué actual que resulta!:

 

El programa era una aunténtica fuente de inspiración, una fábrica de eslóganes culturales, de frases estimulantes. Por ejemplo:

“Tienes 15 segundos para imaginar. Sí no se te ha ocurrido nada, a lo mejor deberías ver menos la tele.”

“Solo no puedes, con amigos sí.”

“¡Viva el mal, viva el capital!"

“Si quieres ser un perro sólo tienes que ladrar y no leer.”

"¡Nunca te acostarás sin saber una cosa más!"

"Haz deporte, no eches tripa. Juega limpio. Participa."

En el programa se animaba muchísimo a la lectura, porque, repetían sin parar, tiene que haber tiempo para todo. Es una tontería eso de que “una imagen vale más que mil palabras”, porque las mil palabras lo que hacen es despertar imágenes en uno. La letra escrita y la imagen no son vehículos contradictorios, sino complementarios”. La bola de cristal nos "desenseñó a desaprender cómo se deshacen las cosas."

 

Bruja Averia la bola de cristal

 

Os dejamos, a continuación, algunos magníficos monólogos y diálogos de la Bruja Avería, extraídos de la sección del programa "Los electroduendes".

El autor de los textos, de los siguientes monólogos y soflamas, es el filósofo y ensayista Santiago Alba Rico, e hijo de Lola Rico.

Disfrutadlos, que no tienen desperdicio:

 

¡La basura es cultura! ¡La cultura es basura!
Por Vidicón y por Carbura,
con la basura haremos grandes esculturas.
¡Haremos grandes edificios sólo con desperdicios!
¡Imitaremos a Fidias usando sólo inmundicias!
Pintaremos grandes obras usando solo sobras.
En vez de darselas al gato, pintaremos un retrato.
¡Viva la basura! ¡Abajo la humanidad futura!

 

**************


Embolos, rotores y bujías...¡Soy el misterio de la economía!
Manejo cifras y datos y engaño a los humanoides gilivatios.
Te nombraré mi sacerdotisa y nos distorsionaremos de risa... ¡Hay que fundirlos deprisa!
Soy como la naturaleza. Nadie sabe donde termina ni donde empieza. Por eso la gente reza.
¡Por Orticón, Saticón y Vidicón! ¡Nadie sabe como detener la inflación!
¿Quizás con una oración?, ¿quizás con un gran cañon?
Ergios, watios y turbinas, ¡produzco crisis y ruinas!... y la razón nadie la adivina.
Ponen mucho esmero los banqueros y los pobres sufren serios quebraderos.
Por Plumbicón, Rotor y Zotal, el capital a veces se las hace pasar mal. ¡Es natural!
Es como detener un volcán... ¡Subiré el precio del pan!
¡Viva la economía! ¡Viva la guerra fría!

 

*************

 

Reóstatos, reóforos y filamentos.
Fundiré en la calle y en el Parlamento.
El pueblo se unirá en un unánime lamento.
Estableceré la democracia de la desgracia.
¡Todos acabarán en la farmacia!.
Por Gimnoto y por Atisbo...¡Triunfará el ecumenismo!
¡Todos sufrirán lo mismo! Reumatismo y estrabismo.
¡Viva la gripe general ¡Viva la igualdad universal!

 

*************

 

Anodos, cátodos y filamentos... Soy mala y no me arrepiento.
¡Viva lo grasiento! ¡Abajo los remordimientos!
Sí, por Gimnoto. Soy peor que un terremoto. Soy la más fea...¡lo noto!
    ¡Ay! ¡Que bendición la de la destrucción! ¡Cuanto más averío, más me río!.
¡Viva el frío! ¡Viva el vacío!
Electrólitos y fusibles, soy tan mala que es increible....
Por Saticón y por Roturo,
juro que haré un conjuro tan potente que rechinarán los dientes.
¡Estoy impaciente!
Con estos objetos, el maleficio está completo...
Lo mezclaré todo en mi marmita y estallará como dinamita.
¡El mal me excita!

 

*************


¡Por Gimnoto y por Farad
los telediarios informarán de verdad!
Sólo darán las noticias deportivas,
la meteorología y el indice de la bolsa del día.
¡Viva la plusvalía! ¡Viva la economía!

 

*************


Anodos, cátodos y circuitos,
este es mi programa favorito: ¡"El último grito"!
Los espectadores votan al personaje más odiado
y torturamos en directo al más votado.
Ergios, baterías y turbinas,
a la señora de Cecina,
que lavaba más blanco que sus vecinas,
y por la que estas sentían mucha inquína...

 

Para terminar, os dejamos el grito de guerra de La Bruja Avería: ¡Viva el Mal, viva el Capital!

 

Cultura Inquieta logo