Delincuentes peruanos, condenados a leer 'El alquimista' de Paulo Coelho

Dos jóvenes delincuentes de Perú recibieron la sentencia de leer un par de libros célebres de la superación personal: 'El alquimista', de Paulo Coelho, y 'Padre rico, padre pobre', de Robert Kiyosaki. Además de estudiar una carrera profesional, la cual puede ser técnica o universitaria.

 

paulo coheloEl exitoso escritor brasileño, Paulo Coelho

 

En una decisión jurídica que sin duda sorprendente, una jueza peruana Katy Rocío Jurado, miembro del poder judicial del país andino, ha condenado a dos jóvenes ladrones a la singular pena de leer El alquimista, de Paulo Coelho; y Padre rico, padre pobre, de Robert Kiyosaki, dos de los libros más conocidos del llamado campo de la "autoayuda".

 

La jueza quién dictaminó esta orden para Jhonatan Michael T. Q. y Michael Jordan R. L., de 21 y 23 años, indicó que la sentencia impuesta fue para lograr su resocialización y se logre la rehabilitación de los imputados.

Esto fue dispuesto por la Corte Superior de Justicia de Huancavelica tras hallar a los jóvenes culpables del delito de hurto agravado.

En el expediente 842-2018-81-1101-JR-PE-04 consta la denuncia de Jorge Luis Revatta, contra Jhonatan y Michael a quienes acusa de sustraer su teléfono la madrugada del 20 de octubre del año 2018, mientras éste esperaba a su enamorada en el parque Santa Rosa, a pocos pasos del edificio administrativo de la Universidad Nacional de Huancavelica, en Paturpampa, una localidad ubicada a cerca de 100 kilómetros al noroeste de Ayacucho, en el centro de Perú.

La sentencia de 4 años de pena suspendida de la libertad también debe cumplir con reglas de conducta como no acudir a lugares de dudosa reputación.

 

Además de las lecturas obligatorias, los jóvenes también tendrán que asistir mensualmente a firmar ante las autoridades locales el compromiso de "no acudir a lugares de dudosa reputación", y están obligados a retomar sus estudios y a presentar semestralmente ante el juzgado de investigación preparatoria local los apuntes tomados en clase; todo esto durante 4 años. Finalmente, la sentencia prescribe un pago de 4 mil soles peruanos (unos 1.080 euros) por concepto de reparación civil.

En caso de incumplir con algún punto de la condena, los jóvenes serán recluidos durante 3 años en un centro penitenciario. También deberán pagar en conjunto unos 1.000 euros de reparación civil, para evitar ir a la cárcel.

¿La cárcel o leer a Paulo Coelho? Más allá de las chanzas y bromas que pueden originar esta noticia, sin duda es de celebrarse un ejercicio menos punitivo de la justicia en los casos en los que las circunstancias del delito así lo merezcan.


via pijamasurf | peru21

 

 

 

Cultura Inquieta logo