Este bonito cuento nos explica el origen de los sentimientos

No se conoce su autor, pero esta maravillosa historia habla sobre el inicio de las emociones.

 

cristian escobar abkEAOjnY0s unsplashCristian Escobar

 

Cuenta la leyenda que en algún lugar de la Tierra se reunieron las virtudes y vicios de los humanos. El Aburrimiento comenzó a bostezar y a contagiar a los demás, por lo que Locura convenció a todos para jugar al escóndite. 

Intriga se interesó enseguida por el asunto y Curiosidad preguntó todo acerca de ello. Sabiduría aseguró que se trataba de un viejo divertimento, solo hacía falta que alguien se tapara la cara, contara hasta un millón, mientras que los demás se escondían. Luego, quien hubiera contado, debía salir a buscarlos a todos.

 

yuliya kosolapova dXq3eisKeU unsplashYuliya Kosolapova

 

Inmediatamente Entusiasmo y Euforia comenzaron a saltar, les encantaba la idea del juego. Tan felices se mostraros que por fin Duda dijo que quería participar, e incluso Apatía, que siempre estaba alejada de todo y todos, expresó su intención de formar partde del juego. Locura se ofreció para ser la primera en contar, y comenzó: "uno, dos, tres…".

La Verdad no quiso jugar, porque no le veía sentido, al fin y al cabo iban a encontrarla. Soberbia dijo que el juego era muy tonto y que no quería participar, aunque lo que le molestaba es que hubiera sido la Locura y no ella quien hubiera hecho la propuesta. Así comenzó este juego, que sería el del origen de los sentimientos.

La Pereza comenzó a correr para esconderse, pero se cansó demasiado pronto y decidió esconderse detrás de la piedra más cercana. El Triunfo, tan diligente como siempre, escogió el árbol más alto y trepó para esconderse en su copa. Detrás de él iba Envidia, que aprovechó la gran sombra de Triunfo para ocultarse debajo de este.

 

daiga ellaby 3FR6E9hEYWw unsplashDaiga Ellaby

 

Mientras tanto, Fe salió corriendo y pronto comenzó a volar. Ante el asombro de todos, subió al cielo y se escondió entre las nubes. Nadie podía creerlo, solo la Fe era capaz de hacer esas cosas. Generosidad, por su parte estaba muy preocupada por aquellos que no encontraban escondite, así que ayudaba a unos y otros, por lo que casi no alcanza a esconderse. 

 

rhett noonan ePG0jQBbRTk unsplashRhett noonan

 

Egoísmo, por su parte encontró escondite en una cueva, pero no se lo contó a nadie y lo rodeo de espinos para que nadie más pudiera compartirlo con él. Locura estaba emocionada, contaba y contaba, hasta que pronto llegó a un millón. Luego se descubrió el rostro y comenzó a buscar a sus amigos.

Cuando terminó de contar, al primero que encontró fue a Pereza, que estaba a tres pasos de ella, luego encontró a Pasión y a Deseo, que se ocultaban en el fondo de los volcanes. La siguiente fue Mentira, que era tan engañosa que le hizo creer que estaba debajo del agua, pero en realidad estaba en medio del arco iris.

 

jordan bauer XDq93oKp4bo unsplashJordan Bauer

 

Locura también estaba tras la pista del Olvido, pero se le olvidó a dónde conducía esa pista, así que lo dejó para después.

El único que no había logrado esconderse era Amor. Cuando Locura se aproximaba, apenas tuvo tiempo de ocultarse detrás de unos matorrales. La Locura, que no era tonta, se dijo: “el amor es tan cursi, que seguro que ha ido a esconderse en medio de los rosales”. Como las rosas tenían espinas, cogió una rama y comenzó a golpear los arbustos. De pronto se escuchó un alarido de dolor. La Locura había herido los ojos del Amor.

 

will o St4qInZrYC4 unsplashWill O

 

Compungida por lo sucedido, Locura no sabía qué hacer. Lo único que se le ocurrió fue arrodillarse y pedirle perdón. Se ofreció a ser su lazarillo para siempre, pues le había destrozado los ojos. Desde entonces se dice que el Amor es ciego y la Locura lo acompaña.

 

h/t: Bioguia

 

 

Cultura Inquieta logo