Selenofilia, el fenómeno psicológico basado en sentir fascinación por la Luna

Si riges tus emociones siguiendo el ciclo lunar, se para el tiempo cuando la miras y sientes una atracción inexplicable desde pequeño o pequeña por la diosa Selene, quizá "padezcas" selenofilia o fascinación por la Luna. 

Del griego selene selenes, luna, brillo de la luna y filia filias, amor, atracción, amistad. Selenofilia es el amor y fascinación por la luna, locura por la luna que a algunos vuelve lunáticos.

 

selenofilia amor por la luna cultura inquieta.jpg1
Collage de Beppe Conti

En casi todas las culturas a la luna se le han atribuído poderes mágicos. En la Grecia clásica Selene era la luna llena, Artemisa, el cuarto creciente y Hécate, el cuarto menguante. Esta trinidad sagrada que tenía al búho como mensajero ayudaba a las parturientas y a algunos los idiotizaba También los romanos decían que a quienes los dioses quieren destruir, primero los vuelven locos.

¿Qué es la selenofilia?

La selenofilia (del griego ‘Selene’, Luna, y ‘philia’, amor) es la atracción más llamativa de lo habitual hacia la Luna. Aunque su nombre pueda dar a entender que las personas que sienten esta particular atracción hacia el único satélite de la Tierra tengan algún tipo de perversión sexual, lo cierto es que no hace referencia a un trastorno psicológico.
 

selenofilia amor por la luna cultura inquieta
Fotografía deHope Mclane via Pinterest

 

En ningún manual de diagnóstico la palabra ‘selenofilia’ aparece como si fuera un trastorno parafílico. No califica como un trastorno de ningún tipo, y si intenta encontrar síntomas, es posible que no encuentre ninguno que sea particularmente preocupante. De lo que se puede hablar es de una serie de características que tienen las personas selenofílicas.

Habitualmente son las personas selenofílicas las que usan esta etiqueta, usándola para referirse a sí mismos y solo con la intención de diferenciarse del resto de personas que no sienten esta atracción especial hacia la Luna.

 

moon

 

Muchos de ellos se consideran también nictófilos, es decir, atraídos por la oscuridad envolvente de la noche. La luna siempre ha inspirado, y no pocas obras artísticas se le han dedicado. De hecho, los selenófilos son personas que tienden a expresarse a través del arte.

La Luna siempre ha sido una bella estrella que ha sido musa de grandes artistas. Aunque esto no se puede asegurar del todo, no es raro encontrar que las personas que sienten este deseo estético por la Luna sean individuos más bien introvertidos, que prefieren contemplar el cielo nocturno en su soledad. También se consideran personas con una inteligencia superior a la media y una capacidad de reflexión más profunda.

 

"Corrimos como si fuéramos a reunirnos con la Luna". -Robert Frost

Por