David Lynch: "El mundo será más amable tras el coronavirus"

Mientras estamos encerrados en nuestros hogares pensamos: "¿Cómo llevará el encierro David Lynch? ¿Le habrá dado por hacer bizcochos? ¿Estará pintando como si no hubiera un mañana? ¿Estará tumbado a la bartola sin hacer nada? 

Lynch, que igualmente llevaba tiempo apartado del cine y la TV (aunque su último corto, disponible en Netflix, diera muestras de que sus inquietudes audiovisuales siguen ahí), está recluido en Los Ángeles y ha conseguido desarrollar una rutina que, al parecer, no es muy distinta a la que llevaba antes. De hecho, y como no podía ser de otra forma, sigue bebiendo la misma cantidad de café.

 

David Lynch David Lynch

"El coronavirus es una fuerza de la Madre Naturaleza"

 

David Lynch, uno de nuestros directores de cine inclasificado y favorito,  ha explicado a Vice cómo lidia contra la soledad y cuál es su rutina en estos convulsos días.

"Realmente, mi rutina es la misma que tenía antes. Me despierto, me hago un café, y luego medito antes de irme a trabajar", explica mientras confirma que tiene un pequeño taller en el que elabora lámparas y otros tipos de esculturas. "Bueno, estoy haciendo dos pequeñas lámparas. Es algo que requiere bombillas, electricidad, plástico y ese tipo de cosas", añade. El creador de Twin Peaks, que tuvo un revival en 2017 en forma de tercera parte, cree que el COVID-19, la enfermedad originada en China que ha infectado a cientos de miles de personas en todo el mundo y se ha llevado la vida de millares de ciudadanos en distintos países, es una especie de venganza a la Madre Naturaleza.

Por algún motivo estábamos yendo por el mal camino y la Madre Naturaleza dijo ey, ya basta, parémoslo todo. Creo que esto se va a extender en el tiempo y va a durar lo suficiente como para cambiar nuestra forma de pensar", arroja. "Creo que la gente será más espiritual, más amable, cuando termine esta cuarentena", comenta Lynch. De hecho, el director piensa que el mundo diferente que vendrá, será más inteligente. "Todos estos problemas se acabarán solucionando. La vida estará bien. Las películas volverán.Todo volverá a la normalidad, y quizás de una forma mucho mejor, probablemente", matizaba. "De momento, os recomiendo que pinten, que dibujen, que construyan cosas o escriban poemas, escriban historias que sean películas en el mañana, jueguen a juegos o que incluso los inventen. Es una oportunidad para muchos experimentos distintos"

 

 

Cultura Inquieta logo