Nzambi Matee, la keniata que convierte el plástico en ladrillos para construcción

Lo tenemos claro, el mundo sigue en pie porque hay gente que sigue pensando que una vida mejor se halla en un equilibrio posible y sostenible.

Y entre ese grupo de gente está, sin duda, Nzambi Matee, una joven de Kenia que ha tenido la brillante idea de reciclar el exceso de desechos plásticos en material de construcción.

 

una mujer negra sostiene unos ladrillos de plástico en la mano

 

Gjenge Makers es la empresa fundada por Nzambi y está especializa en reciclar plástico para convertirlo en ladrillos como si el juego de los LEGO se hiciera realidad en su versión aumentada y mejorada.

Todo comenzó en 2017, después de que la joven keniata dejara su trabajo como analista de datos y comenzara a crear y probar, diferentes materiales de pavimentación hechos de plástico y arena en el patio trasero de la casa de su madre.

 

obreros keniatas en una empresa trabajando

 

Nzambi se convenció de invertir todos sus ahorros en el proyecto y al final, valió la pena porque terminó ganando una beca para asistir a un programa de capacitación en emprendimiento social en los Estados Unidos.

Durante su estancia norteamericana, Nzambi refinó las proporciones de arena y plástico de sus adoquines en los laboratorios de la Universidad de Colorado Boulder, donde también desarrolló la maquinaria para producir los ladrillos de plástico.

Hoy en día, Gjenge Makers produce 1.500 adoquines de plástico de diferentes formas y colores todos los días, y no solo son fuertes sino que también son económicos.

Nzambi se especializó en ciencia de materiales y ha trabajado como ingeniera en la industria petrolífera de Kenia. Se inspiró para llevar a cabo sus sostenible proyecto tras encontrar, de forma rutinaria, bolsas de plástico desechadas en las calles de Nairobi.

 

empleados de la empresa muestran los ladrillos de plástico

albañiles pavimentan un suelo con los ladrillos de plástico

 

Los esfuerzos de Nzambi incluso la han llevado al United Nations Environment Programme (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente) y a ganar el título 'Young Champion on the Earth 2020'.

La empresa recicla alrededor de 500 kilogramos de plástico todos los días para abordar el problema de la contaminación por desechos plásticos de Kenia y a la vez ayudar a resolver el problema de viviendas inadecuadas del país.

Los adoquines de Gjenge Makers se utilizaron recientemente para cubrir los caminos de tierra en el Centro de Capacitación de Habilidades de Mukuru ubicado en el barrio marginal de Mukuru Kyaba de la capital.

 

suelo pavimentado con ladrillos de plástico

teselas de plástico con formas de estrella y diferentes colores

 

A día de hoy, los fabricantes de Gjenge ya han reciclado 20 toneladas de residuos plásticos y quieren reciclar 50 en 2021 en una muestra de lo necesario que es construir siempre que la mente que lleve a cabo este propósito sea una mente "constructiva".

 

 

Gjenge Makers: Web

 

Por 

Cultura Inquieta logo