Dos rutas por Madrid y Barcelona para redescubrir la magia nocturna de la ciudad en verano

Durante el verano se respira un aire distinto: el tiempo transcurre más lento, la gente que se queda en las capitales vive con más calma y disfruta de planes que se alargan hasta que sale el sol.

En la película La Virgen de Agosto (2019) de Jonás Trueba, la protagonista se encuentra en pleno verano en Madrid. Mientras los días pasan, el reloj parece no avanzar.

Pero coincidimos con Trueba en que los momentos en los que no ocurre nada también son parte de la vida. El verano también es lo que pasa cuando las sobremesas se alargan durante horas, cuando las tardes en un bar terminan con el anochecer o cuando los domingos saben menos a domingo.

Desde Cultura Inquieta hemos ideado una ruta por Madrid y Barcelona que te traslada a algunos de los lugares más icónicos de ambas ciudades, para disfrutar de las distintas propuestas de cócteles refrescantes con el whisky Monkey Shoulder y vivir un verano lleno de magia del que presumir en tus stories.

Ruta por Madrid

1. Plaza Mayor, donde empiezan y acaban las mejores noches

Empezamos la ruta por el centro de Madrid. Cerca de la Plaza Mayor encontramos el Restaurante Botín, el más antiguo de Europa. Nuestra siguiente parada es el local Búnker Club Bar Madrid, una bebida con la que muchos se sentirán identificados: Bala Perdida. Este cóctel lleva todo lo necesario para refrescarte: mezcal, sirope de miel y jengibre, zumo de limón y Top Ginger beer.

Fotografía de lucas ricci

2. Malasaña, punto de encuentro de modernos y locales

Pasamos al barrio de Malasaña, epicentro de la Movida Madrileña durante la década de 1980 y hogar de indies y el moderneo de la ciudad en los últimos años. Aquí, vamos directos a Medium Club, donde disfrutaremos de una singular Pata de mono: un cóctel apto para vegetarianos cuya base es el plátano, yuzu, pandam y clara, para contrastar con el whisky.

3. Chueca, la libertad por bandera

Seguimos la noche dejando Malasaña atrás y nos damos una vuelta por Chueca, el corazón de la comunidad LGBT. Si alguien busca pasar una buena noche en Madrid, este barrio es el lugar donde encontrará todas las opciones y donde, sea como sea, será bienvenido. Entramos a Lola 09, el local que propone una combinación tropical que une el whisky con maracuyá, zumo de piña y vainilla. 

Fotografía de luis otto

4. Retiro, el glamour en el oasis de la ciudad

Coronamos la noche en el Florida Park, en Retiro, lugar icónico por el que han pasado estrellas del Hollywood más glamuroso como Rita Hayworth, Sofia Loren o Ava Gardner. Además, este bar ha sido escenario de películas como Tacones lejanos, de Pedro Almodóvar. De postre brindamos con After Dinner, una bebida que lleva Monkey Shoulder, licor de avellanas, café, sirope de azúcar.

5. Chamberí, casa de artistas y aristócratas

El distrito de Chamberí es un lugar perfecto para explorar una gran variedad de museos y sitios históricos, junto con teatros y clubes de noche. El bar de whisky Holy Drop presenta el Cóctel Rusty Nail una bebida con Drambuie, cítricos, especias de la casa y haba tonka.

Ruta por Barcelona

Barcelona en verano es un lugar lleno de vida, gente, calles por las que pasear y lugares por descubrir. La ciudad ha sido el lugar de inspiración para muchos novelistas y directores de cine.

1. Ciutat Vella, horizonte frente al mar

Una de las paradas obligatorias es la Ciutat Vella, en el Barrio Gótico, conocido por sus estrechas calles y arquitectura medieval. Pero no todo es lo que parece.

Durante las obras de preparación para la Exposición Internacional de 1929, se realizaron importantes reconstrucciones y "embellecimientos" para dar al barrio un aspecto más medieval del que realmente tenía.

Es el momento ideal para sentarse en la terraza del restaurante y lounge Club Shôko, tomándose algo con vistas al mar y sentir la paz de estar junto a la playa. El truco está en pedir el Panda Likes Green, un combinado que lleva melón, Monkey Shoulder y zumo natural de pepino. Verde, que te quiero verde.

Fotografía de chan lee

2. El Born, donde arte y ocio se abrazan

Ya relajados nos vamos al bar Mamainé, que ha creado el Flower Monkey, con amaretto Malta Vitta, zumo de limón natural y sirope infusiones en flor de hibiscus. Esta coctelería está situada en El Born, al lado de la Estación de Francia, un edificio que atrae todas las miradas por su combinación de elementos del modernismo catalán y el art déco.

3. Marina, bajo el cielo de Barcelona

La siguiente parada se encuentra entre Tetuán y Marina. Llegamos a La Higuera, el restaurante y coctelería que presenta el King Louie: un combinado con coco, plátano, lichi y soda de jengibre, frutas refrescantes que nos transmiten el mejor sabor del verano.

4. Drassanes, el camino hacia el Mediterráneo

Seguimos la noche en el barrio de Drassanes, recién renovado. Muy cerca se encuentra el monumento a Colón, una estatua desde la que se puede disfrutar de vistas panorámicas de la ciudad y el puerto. En el bar Somnia también son bienvenidos los muggles para probar el mágico combinado Piedra Filosofal: un cóctel redestilado con setas, cordial de miel ahumado, gasificación de té rooibos glacé, ingobernable y cynar y solución salina.

5. L’Eixample, donde la noche se expande

La última parada de nuestra ruta está en Jok, que presenta su combinado Shiva 2.0: con comino, licor de café, jarabe de arce con fenogreco, limón y cerveza de jengibre. El local está al lado de La Pedrera, uno de los sitios más fotografiados de Barcelona y que fue diseñada por Antoni Gaudí y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

Fotografía de Tyler Hendy

Te invitamos a seguir nuestras dos rutas por Madrid y Barcelona, dos ciudades mágicas que descubrir brindando con Monkey Shoulder para que la noche no acabe.

Apúntate a nuestra newsletter

Únete a nuestra comunidad. Así podremos invitarte a los eventos que organizamos y estarás al tanto de convocatorias y concursos.