Barcelona a través de los ojos de novelistas contemporáneos

La Ciudad Condal siempre ha sido influencia y espacio de creación para artistas plásticos, músicos y escritores. Sus calles evocan sensaciones muy concretas para aquel que las ha vivido y nuevos espacios de imaginación para quien los experimenta por primera vez. Os traemos cinco novelistas que han retratado Barcelona de una manera fiel y desenfadada.

Montserrat Roig

La autora y periodista catalana situó toda su obra en la ciudad de Barcelona; lugar que la había visto nacer, crecer y vivir. Afincada en el barrio de El Eixample, Roig narró las vidas de mujeres que estaban muy lejos de la felicidad y plenitud. Escribió sobre ellas de una forma contemporánea.

Desde Plaça Universitat hasta la calle de Bailèn, pasando por la Rambla Catalunya, la Gran Via y varias calles de La Dreta de l'Eixample, las ubicaciones de las historias de Roig son múltiples y siempre urbanitas.

Visión cenital de Barcelona.
Visión cenital de Barcelona.

Como algunas de nuestras recomendaciones, creemos que es buena idea si se comienza leyendo El temps de les cireres o Ramona, adiós.

Miqui Otero

Rayos y Simón, sus dos novelas publicadas en la editorial barcelonesa Blackie Books, empiezan y acaban en Barcelona. Sus protagonistas se pasean por sus calles. Todas estas avenidas acompañan a sus estados emocionales y experiencias vitales.

Miqui Otero nació en el barrio de Sant Antoni y gran parte de sus historias se desarrollan en sus espacios. Las historias de Otero siempre se sitúan en barrios populares; aquellos lugares que aún cuentan con vida propia, negocios parados en el tiempo y vidas reales.

Portada de Simón de Miqui Otero.
Portada de Simón de Miqui Otero.

Las dimensiones de la ciudad ayudan a Miqui Otero a vehicular su narrativa: la parte alta de la ciudad es donde viven las personas mejor posicionadas económicamente y, por el contrario, la parte baja donde vive la clase baja.

Juan Marsé

La Barcelona de Últimas tardes con Teresa aborda una ciudad de posguerra con luminosidad y positividad. Teresa, una joven burguesa, y Pijoaparte, un joven de un suburbio barcelonés, viven un romance apasionado.

Susan Holmsquit, portada para la novela Últimas tardes con Teresa de Juan Marsé.
La modelo Susan Holmsquit, en la portada para la novela Últimas tardes con Teresa de Juan Marsé.

En la Barcelona de Marsé hay dos mundos: El Carmel, un barrio que pertenece a clases marginales, y Sant Gervasi, un barrio rico y acomodado. Sus contextos se enfrentan y, con ellos, dos culturas y formas de entender la vida.

Francisco Casavella

El día del Watusi se publicó originalmente entre 2002 y 2003 en tres volúmenes. El protagonista de la novela, Fernando Atienza, navega por la Barcelona del año 1995. Le encargan un informe confidencial sobre un personaje oscuro de la ciudad, un compromiso que le sirve a Atienza para hacer un repaso por la historia de Barcelona y, consecuentemente, de España.

Francisco Casavella.
El escritor Francisco Casavella.

Mercè Rodoreda

La trama del libro Aloma sucede en Pedralbes, La Plaça del Diamant empieza en las fiestas del barrio de Gràcia y La calle de las Camelias en el barrio de La Salut.

Para Mercè Rodoreda, Barcelona no era solo un espacio en el que ubicar a sus protagonistas, sino un lugar en el que hacerlas entenderse, quererse y sufrir.

Mercè Rodoreda junto a una placa conmemorativa en la Plaça del Diamant.
La autora Mercè Rodoreda junto a una placa conmemorativa en la Plaça del Diamant.

Las tres protagonistas de estas novelas comparten problemáticas. Natalia, "Colometa", es una mujer con dudas y sufrimientos que cualquier mujer podría tener actualmente. Aloma tiene las inseguridades de cualquier persona que ha vivido en un contexto opresor donde todo se ha cuestionado en exceso. Cecilia Ce busca continuamente un lugar en el mundo, se siente extraña, perdida y marginada.

Apúntate a nuestra newsletter

Únete a nuestra comunidad. Así podremos invitarte a los eventos que organizamos y estarás al tanto de convocatorias y concursos.