Ilustración

Colección de cuadernos de bosquejos que nos inspiran para dibujar

Los cuadernos de notas, con todas sus hojas en blanco, son una auténtica tentación para aquellos provistos de imaginación y habilidad manual para plasmar lo que sueñan o lo que crean; es tendencia entre los "insta-artistas" mostrar "sketches" o "pics" casi a diario. Bocetos, acuarelas e ilustraciones con rotulador convierten los blocs en auténticas obras de arte.

Un artista plasma en fantasmagóricas ilustraciones lo que la depresión le hace sentir

En muchas ocasiones no conseguimos describir con palabras lo que sentimos, podemos, entonces, recurrir a la fuerza que tiene un acto o plasmar mediante el arte, en todas sus formas, aquello que no podemos vomitar de otra manera; sacar para fuera las telarañas en forma de canción, de escrito, de escultura o de pintura puede ser de lo más eficaz, de lo más terapeútico y de lo más bello.

Humor negro y gamberro en las tiras cómicas de Mr. Lovenstein

La vida puede ser maravillosa y puede ser un asco también, en esos momentos en los que nuestra propia existencia apesta, lo mejor es tirar de humor absurdo y de humor negro; reírse de uno mismo y de nuestras miserias es el mejor revulsivo cuando todo se torna gris, la risa es más efectiva cuanto más al extremo la llevemos.

El increíble detallismo de los dibujos en tinta y a gran escala de Olivia Kemp

En una época en la que la digitalización en la ilustración es casi obligatoria en el competitivo mundillo de los que se dedican al maravilloso arte de dibujar, es estimulante, casi mágico, ver la labor de una artesana que dedica su tiempo a crear mundos adoptando posturas incómodas, usando cinta adhesiva y armada con un rotulador de tinta, una imaginación exquisita y un uso del detalle digno de orfebrería.

Repelente colección de ilustraciones médicas del siglo XIX

Estas fabulosas ilustraciones a color de enfermedades médicas, órganos internos, autopsias, sistemas arteriales, genitales, cerebros y demás, impactan tanto por la complejidad y la maravilla del cuerpo humano y sus enfermedades como por su belleza intrínseca. Son obras de arte que merecerían estar colgadas en alguna galería en lugar de estar ocultas en libros de texto.

La cruda realidad entre ser veinteañero o treintañero, en simpáticas viñetas

Llegados a la treintena...pasada la treintena, es muy habitual en las reuniones que tenemos con los amigos echar mano de la nostalgia y el buen humor y hablar de las batallitas de nuestros veinte años, esa época en la que descubríamos casi todo, empezábamos a crecer como personas y la madurez todavía no había apagado nuestra mágica perspectiva de la vida.

logo

    

 

Uso de cookies. Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que hace de nuestra web para mejorar nuestros contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.