20mlogo

Cabeceras-SECCIONES-LIFESTYLE

Recordando a Joe Strummer, el alma de los Clash

Hijo de un diplomático británico, John Graham Mellor (mejor conocido como Joe Strummer) nació el 21 de agosto de 1952 en la ciudad turca de Ankara. Una vez en Londres, Mellor descubrió a The Sex Pistols, renació como Joe Strummer y formó su propio grupo junto a Mick Jones (guitarra) y el bajista Paul Simonon.

Sonido de garaje, letras rabiosas, una imagen oscura y un fuerte descreimiento en la sociedad fueron las armas más poderosas de The Clash, convertidos en símbolo desde su primer disco (The Clash, 1977).

 

joe1

Comprometido con la política y los conflictos sociales, la banda de Joe Strummer compone canciones que 20 años después siguen sonando en los bares (Should I Stay or Should i Go, London Calling, Police and Thieves o Spanish Bombs), engrosando la lista de himnos juveniles del público de todo el mundo.

 

En 1983 llega el gran golpe para The Clash con la marcha del batería Topper Headon. Es el final de la banda. Strummer continúa su carrera por otros caminos y se centra en la composición de bandas sonoras. Pero el alma del punk ya no encuentra la misma pasión que con su grupo.

 

Joe y Granada

“Porque soy un romántico”. Esa es la explicación por la que Joe Strummer, cantante y guitarrista de The Clash, llegó a Granada (Andalucía) en 1984. Así se lo contó a Juan Jesús García, periodista del Diario de Granada –y autor de la foto de abajo– el propio Strummer en una entrevista a final de ese año. Días antes, tras preguntar en el barrio del Albaicín por 091, el grupo local que despuntaba en la escena musical de aquella época, terminó en el Silbar, un bar en el que se congregaba todo el que era alguien en el rock granadino. Allí comenzó una íntima e intensa relación con el sur de España.
 
Lo que obsesionaba a Strummer era la sombra de Lorca, el poeta granadino al que ya hacía referencia en Spanish Bombs, uno de los clásicos de The Clash. Tanto era así que un día, tras comprar un coche Dodge Dart de segunda mano, recogió al periodista granadino y emprendió camino al barranco de Víznar, lugar donde se cree que reposan los restos del poeta, para buscarlo y desenterrarlo.“

 

joe

 

La búsqueda un vehículo perdido, que Joe adquirió en una de sus frecuentes visitas a España en los ochenta, es el hilo conductor del documental I need a Doge! Joe Strummer on the run. En la película el director británico Nick Hall reconstruye los días en Madrid y Andalucía del mito de The Clash, fallecido hace catorce años, con el testimonio de músicos con los que confraternizó como Radio Futura o sus compañeros en la última encarnación de su banda.

 

 

 1320325235680

 

La década de los 90 le encuentra aún en el mundo de la música, con algún disco en solitario o junto a su nuevo grupo, The Mescaleros. Hasta el final le acompaña el permanente rumor de un regreso de The Clash, que jamás se materializa.

 

Strummer falleció el 22 de diciembre de 2002 en su casa de Broomfield en Somerset, a causa de una falla cardíaca congénita no diagnosticada. Su inesperada muerte a los 50 años de edad fue un duro golpe para el amplio espectro de fanáticos a los que su figura había inspirado. Strummer estaba casado, tenía dos hijas y una hijastra.

 

maxresdefault

 

El nombre de Joe Strummer, para siempre ligado al de su banda, The Clash, sintetiza para muchos todo lo que significó el movimiento punk de finales de los 70. El grupo de Strummer fue uno de los creadores de la personal banda sonora que inundó la Inglaterra de Thatcher.

 

Hizo prometer al músico Jesús Arias en Granada, que volverían al lugar. “Traeremos guitarras acústicas. Compondremos una canción llamada Lorca que hablará de esta tarde, de este silencio, de esta puesta de sol, del grito de los muertos, de este olivo. De ahora mismo. Tú escribe la música y yo escribiré la letra. No quiero que esta tarde se me olvide". Esa canción, que pudo haberse construido allí mismo, o en Madrid, o en la casa de San José (Almería) donde Strummer pasaba sus veranos, no sonará nunca. Sin embargo, el espíritu de Joe Strummer seguirá presente, entrañable y generoso, entre sus rincones favoritos de Andalucía Oriental.

 

 via Culturizando/Turismo de España

logo