La expresión de los sentimientos ocultos a través del óleo de Irene Pérez

Cuando nos dicen que tenemos que construir y modificar la negatividad en positividad, lo vemos complicado, en otras palabras, una misión que es más sencillo aplicarla a la teoría que a la práctica.

 

 Una entrevista de Míriam Martínez para Cultura Inquieta

La artista Irene Perez pintando una de sus obras

Irene Pérez

 

Irene Pérez, artista especializada en artes plásticas y graduada en Bellas artes por la Universidad del País Vasco en 2018, ha desarrollado una serie de retratos "Más allá del retrato" expuestos en White Lab con el fin de transmitir a través del arte cómo es la lucha interna que todos tenemos alguna vez en la vida.

Meninas Madrid Gallery, Persianas en Chueca o Murales en Bilbao son algunos de los trabajos que Irene ya ha realizado y en todos transmite a través de la intensidad del color y usando técnicas como el óleo y el acrílico, sentimientos que muchas veces no lo vemos y están más visibles de lo que pensamos.

 

Obra de Irene Perez
Irene Pérez

 

"Más allá del retrato" es la serie de obras que presentas en White Lab , ¿Qué mensaje has querido transmitir con la representación de individuos junto con aspectos más indefinidos?

Lo que quiero transmitir a través de mis obras son todos aquellos sentimientos, emociones o estados de ánimo en los que nos encontramos las personas. Son la representación de una existencia que está oculta en nosotros.

Los retratos hacen referencia a la realidad mientras que los abstractos hacen visible lo imperceptible ante nuestros ojos. Ansiedad, caos o depresión son algunos de los sentimientos que más quiero hacer visibles a través de la pintura.

Mi intención es convertir toda esa negatividad en algo positivo a través del arte, que los cuadros nos permitan visualizar una lucha interna que creo todos hemos experimentado alguna vez o no hemos sido capaces de ver en los demás.

 

¿Cuáles han sido las técnicas que has usado para los cuadros expuestos?

Las técnicas que uso en mis cuadros son principalmente óleo y acrílico. Para hacer las texturas en relieve también utilizó aguaplast, una masilla que ayuda a dar más contundencia a cada pincelada. Cuando empecé siempre pintaba con el lienzo en vertical, ahora lo vuelco en el suelo y vierto botes de pintura sobre él creando diferentes efectos.

Siempre parto de la base inicial que suele ser el retrato al óleo, pero nunca sé cómo va a quedar el resultado, según voy avanzando en el proceso, el cuadro va cambiando mucho hasta que lo doy por terminado, por lo tanto todas las obras llevan un proceso muy espontáneo.

 

Obra de Irene Perez
Irene Pérez

 

¿Hay tonos que predominan por encima de otros? ¿Crees que el color puede unir sentimientos y emociones y crear una historia?

Intento que todas las obras mantengan una misma gama de colores, predominan los tonos apagados: negros, marrones, grises... aunque sí que es verdad que en algunos casos unos colores resaltan por encima de otros.

A veces añado un naranja o un amarillo vivo que contrasta con el resto de tonalidades, dando así a entender el concepto de que entre toda una atmósfera oscura o negativa, siempre hay un destello de luz que nos hace entender que dentro de todo este caos hay una salida u optimismo que nos impulsa a desprendernos de todo ello.

 

La destrucción de la mirada o la alteración de los rasgos son características de los trabajos expuestos en la exposición. ¿Qué has querido comunicar al espectador? y ¿Con qué intención?

En la exposición se puede ver la evolución entre los primeros cuadros que pinté en 2018 y los más recientes. Antes retrataba al personaje por completo y ahora los rasgos están mucho más alterados, les pintó algunas partes del rostro, como la boca o la nariz, pero siempre les quito los ojos.

Creo que la mirada de una persona es la máxima expresión y mi intención no es expresar a través del contacto visual entre retrato y espectador, sino a través de los abstractos que representan todo el concepto psicológico.

 

Obra de Irene Perez
Irene Pérez

 

El cuadro con el nombre "Cuarentena" y "El abrazo" representan muy bien la situación actual. ¿Cómo fue el proceso de creación?

“Cuarentena” y “El abrazo” fueron dos obras que pinté durante el confinamiento y la verdad que van muy acordes a esa situación.

En el cuadro de “Cuarentena” aparece un personaje sentado con el rostro difuminado, mostrando una posición de derrumbamiento ante las circunstancias, una manera de representar ese momento en el que no somos capaces de gestionar nuestras emociones durante el estado de alarma y una rutina diaria a la que no estamos acostumbrados.

La obra “El abrazo” muestra una temática más familiar, aparecen un hombre y una mujer abrazándose, como una muestra de cariño o de refugio personal antes del distanciamiento. El proceso de creación de ambas obras fue el mismo, en ese instante yo me sentía desorientada y lejos de mis seres queridos así que tuve la necesidad de reflejar en ellas.

 

¿Cuéntanos cuál fue tu experiencia profesional artística?

Ya desde pequeña tenía claro que me quería dedicar al arte, estudié Bellas Artes en Bilbao y cuando me gradué me vine a Madrid a producir obra con el sueño de ir haciendo visible mi trabajo y abrirme camino.

Creo que el hecho de haber sido constante es lo que me ha llevado a evolucionar y sobretodo a aprender tanto personal como profesionalmente. Antes de llegar a Madrid fui profesora de pintura en Bilbao durante un tiempo y me pareció una buena experiencia para relacionarse con los demás a través del arte.

También me apunté un verano a un campo de trabajo de arte urbano en Mallorca, donde conocí más artistas y me enriqueció bastante poder intercambiar opiniones y abrirme a la pintura mural. Un año después de haberme integrado en la capital, empezaron a surgir exposiciones en Cantabria, y hasta ahora he conseguido también exponer aquí en Madrid.

Todo lleva un proceso lento y nada llega de un día para otro, pero estoy consiguiendo vivir de lo que más me apasiona y aunque espero seguir creciendo como artista, para mí esto que estoy viviendo ya es un éxito.

 

Obra de Irene Perez
Irene Pérez

 

¿Cuáles son tus inspiraciones a la hora de trabajar?

A la hora de trabajar me inspiro principalmente en esta temática psicológica de nuestro mundo interior, creo que además según el momento y cómo me sienta puedo pintar de una manera u otra.

En cuanto a referentes, que muchas veces son la fuente de inspiración, no sabría decir uno en concreto, tengo muchísimos. Dedico mucha parte de mi tiempo a investigar otros artistas que puedan darme ideas o motivarme a seguir creando cosas nuevas. Me parece muy enriquecedor y necesario apreciar otros tipos de arte, incluso aunque no tengan nada que ver con el tuyo, creo que es una manera de entrenar tu mente y abrirte muchas posibilidades para luego crear tu propia obra. Todo artista y arte es inspiración.

 

Has realizado murales en Mallorca o en Bilbao. ¿Has sentido más libertad pintado en lacalle?  

Me resultó muy diferente pasar de pintar en lienzo a pintar en la calle. Al final resulta novedoso estar acostumbrada a trabajar en un formato y luego atreverse a pintar en las dimensiones de un mural externo. Aún así me parece un gran paso, creo que con el arte uno nunca tiene que cerrarse. La libertad al final es la misma, te expresas de la misma manera, con tu estilo, lo único que cambia es el entorno y tu perspectiva.

Considero que es otra forma de hacer arte, quizá cueste un poco al principio ya que cuando haces murales te expones a que te vean en directo y no tienes la intimidad que puedes tener en tu estudio por ejemplo, pero una vez concentrada en lo que estás haciendo, te acostumbras y te expresas de la misma forma.

 

Obra de Irene Perez
Irene Pérez

 

Eres muy activa en Instagram, enseñas cómo creas tus obras o muestras cuadros antiguos ¿Es para ti Instagram una galería abierta para todo el mundo?

Instagram es una plataforma que me parece que aporta un montón de posibilidades para el artista, al final es como un portfolio que te permite enseñar y dar a conocer tu trabajo, contando además con el apoyo de los que lo comparten. Gracias a esta red social he conseguido llegar a muchas personas y por supuesto que para mí es una galería abierta a todo el mundo.

 

¿Qué objetivos tienes para este 2021

Mi objetivo para este 2021 es seguir creando y produciendo obra. Hasta ahora considero que he sido muy constante en lo que hago y ese siempre será mi objetivo, seguir avanzando.

Reconozco que también me he exigido mucho a mi misma y me gustaría poder mejorar eso. Aunque se tenga la actitud de querer brillar y superarte en cada cosa que hagas, siempre hay que saber tomarse los respiros necesarios para que nuestra mente no se estanque y siga siendo eficaz.

He tenido muchos bloqueos creativos que aunque creo que sean buenos para nuestra evolución, también se pueden evitar conociéndonos más a nosotros mismos y nuestros límites. En mi biografía de Instagram tengo puesto “estoy luchando por un sueño, entre muchos” y seguiré manteniendo esta frase. Para mí la lucha en el arte no termina nunca, no creo que vaya a llegar un momento en el que diga “ya está, he cumplido mis objetivos” porque creo que todo es continuo, si consigo avanzar, estaré preparada para seguir luchando en avanzar un poco más.

Con esto quiero decir que, este 2021 espero seguir logrando muchas cosas, que me surjan nuevas oportunidades y que ojalá este año y todos los que vengan sean buenos y un resultado de todo este esfuerzo.

 

Obra de Irene Perez
Irene Pérez
Obra de Irene Perez
Irene Pérez
Obra de Irene Perez
Irene Pérez
Fotografía de la exposición de Irene Pérez
Irene Pérez

La artista Irene Pérez posando con sus cuadros

 

 

Irene Pérez: Web | Instagram

 

Por 

Cultura Inquieta logo