Fotografías de la postguerra europea hechas por Piergiorgio Branzi en sus viajes en moto

Como pionero del fotoperiodismo italiano, Piergiorgio Branzi, captó un momento crucial en la historia europea tras el final de la Segunda Guerra Mundial.

Comenzó con un viaje en moto por la costa italiana menos de una década después del final de la misma y continuó con reportajes en España y Moscú, su trabajo es una brillante mezcla de documental y fotografía artística.

Ahora con 89 años, se encuentra a sí mismo como parte del legado de la fotografía italiana temprana, que inspiró a las siguientes generaciones.

 

Piergiorgio Branzi fotoperiodismo Niño con un reloj. Comacchio, Italia, 1955.

 

Cuando crecía en Florencia, Branzi no estaba destinado a convertirse en fotógrafo. De hecho, trabajaba en la librería de su padre y estudiaba derecho cuando un encuentro casual con una exposición cambió el curso de su vida.

"En 1952, me inscribí en la universidad para estudiar derecho cuando la primera exposición itinerante de Henri Cartier-Bresson llegó a Florencia", dice Branzi.

"Nunca me había interesado la fotografía, pero fue como ir al cine por primera vez. Las fotos que constituían el núcleo esencial del trabajo de Cartier-Bresson eran sobre la India, el funeral del Rey de Inglaterra ... Salí de la exposición y compré una cámara. Pensé que este era un nuevo idioma. En cierto sentido, es como cuando se creó la computadora o el teléfono móvil. Esta nueva tecnología encendió una pasión en mí interior".

 

Piergiorgio Branzi es un pionero del fotoperiodismo italiano que viajó por el sur de Italia y Europa fotografiando la postguerra europea.

Piergiorgio Branzi fotoperiodismo 2Mykonos, Grecia, 1957.

 

Después de ver algunas fotografías del Tíbet del famoso etnógrafo Fosco Maraini, Branzi estaba intrigado sobre el estado de su propio país, que nunca había podido recorrer debido a la guerra. Estaba decidido a moldear el nuevo lenguaje de la fotografía en algo verdaderamente suyo, rompiendo las barreras que a menudo parecían separar al fotógrafo y al sujeto en las obras que veía.

En cambio, se inspiró en Paul Strand y Marcel Duchamp, mezclando sus sensibilidades artísticas innatas (pintaba y realizaba aguafuertes) con la tecnología de la época.

 

Piergiorgio Branzi fotoperiodismo 3Centro de exposiciones de Milan, pabellón Montecatini, 1958.

 

A mediados de la década de 1950, convenció al hermano de su novia (ahora su esposa), que era entusiasta de la motocicleta, de viajar con él por el sur de Italia en un Guzzi 500, para ver cómo había transformado la Segunda Guerra Mundial esta sociedad agraria.

A continuación realizó viajes a Grecia y España, donde se inspiró en la literatura y en la idea de una sociedad que había sido tan similar a Italia, pero que no se vio arrastrada a la guerra.

Lo que consiguió en esos viajes fue un trabajo pionero, que mostró una sociedad que muy pocos habían visto. Eran imágenes en las que Branzi intentaba penetrar en esa sociedad, convirtiéndose en parte de su tejido en lugar de mantener la distancia.

 

Piergiorgio Branzi fotoperiodismo 4Jinete en La Mancha, España, 1956.

 

En Italia, a diferencia de Francia o Estados Unidos, el fotoperiodismo todavía era relativamente nuevo, y había pocos medios para publicar su trabajo.

Sin embargo, Branzi perseveró y se hizo ampliamente conocido en el extranjero. Y más tarde, incluso conoció a su inspirador original, Cartier-Bresson, tras tomar un tren a París y llamar a las puertas de las oficinas de Magnum.

Allí, fue recibido por el propio maestro, quien se tomó tiempo para mirar el trabajo del joven fotógrafo y darle aliento y consejos.

 

Piergiorgio Branzi fotoperiodismo 5Bar de playa en Senigallia, Italia, 1957.

 

La experiencia de Branzi como fotógrafo lo llevaría más tarde al mundo del periodismo, por lo que fue enviado a Moscú para abrir la redacción italiana del canal nacional de televisión RAI.

Aunque el fotógrafo continuó con sus fotografías esporádicamente en Moscú, principalmente se centró en el periodismo televisivo, dejando su cámara durante más de 30 años antes de volver a comenzar en 2007.

Ahora, dirige su atención a la pintura, usando sus habilidades artísticas de otra manera, pero dejándonos con una increíble documentación de la Europa de posguerra.

 

Piergiorgio Branzi fotoperiodismo 6Gimnasio en la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú (de la serie, ‘Moscú: 1962 – 1966')

 

Piergiorgio Branzi fotoperiodismo 7Grúas en los nuevos barrios (de la serie, ‘Moscú: 1962 – 1966')

 

Piergiorgio Branzi fotoperiodismo 8Baile gitano en el Sacromonte, España, 1956.

 

Il Giro dell'Occhio, publicado por Contrasto, es una completa mirada al legado fotográfico de Piergiorgio Branzi.

Piergiorgio Branzi fotoperiodismo 9

Todas las imágenes © Piergiorgio Branzi

 

Cultura Inquieta logo