¿Por qué los asistentes virtuales tienen voz de mujer?

Con la llegada de Alexa a España a muchas de nuestras casas, caemos en la cuenta de que la inmensa mayoría de las voces de asistencia virtual son mujeres (Siri, Alexa, Aura...). Nos preguntamos ¿qué pasa, que un hombre no puede ser tan igualmente servicial y 'servirnos'?

Unos compañeros de Tango se han plantado y han decido reivindicar la igualdad con #VocesEnIgualdad, ayudados por AHIGE (Asociación de hombres por la igualdad de género) y Mujeres en igualdad, y sin vincularse con ninguna marca.

 

asistente virtual Fotograma de Secretary 2002Dirigida por Steven ShainbergFotograma de 'Secretary', 2002. Dirigida por Steven Shainberg
 

Si en la cultura patriarcal las mujeres fuimos (somos) criadas desde la perspectiva de servir, cuidar a los demás, atender las necesidades de quienes están a nuestro alrededor sobre las nuestras; no es de sorprender que, aun hoy, estos estereotipos se sigan reproduciendo, incluso en la tecnología.

¿Hemos notado que la mayoría de los robots de inteligencia artificial y asistencia tienen voz de mujer?

Apple creó a Siri, quien tiene también voz de hombre y su nombre pareciera ser género neutral, pero lo cierto es que su voz predeterminada es la femenina, al igual que Waze. Amazon tiene a Alexa y Microsoft a Cortana. Movistar, a Aura. Samsung, a Byxby. Renfe, a Irene. Correos, a Sara.

 

asistentes virtual microsoft cortanaCortana es el asistente de Microsoft

 

El hecho de que los asistentes virtuales sean mayoritariamente femeninos ha sido criticado con anterioridad. Nuria Oliver, doctora por el Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y directora de investigación en ciencia de datos en Vodafone, explicaba al magazine Verne que en un primer momento es probable que las empresas solo buscasen “una voz agradable y fácil de entender”, características “quizás más atribuibles a las femeninas”. Esta decisión ha acabado generando, lógicamente, “reflexiones sobre su impacto en los estereotipos”.

 

Gráficas de la necesaria campaña de concienciación social #VocesEnIgualdad

POST IG 600X750 alexaPOST IG 600X750 siriPOST IG 600X750 auraPOST IG 600X750 cortanaPOST IG 600X750 irene

 

Chandra Steele explicaba en PC Mag que el hecho de que se asocien voces y nombres de mujer a las tareas de los asistentes virtuales reproduce tópicos sociales. Siri sigue siendo la secretaria eficiente y Alexa es el ama de casa que se encarga de las compras.

 

asistentes virtuales siri
Algunas de las respuestas de Siri al preguntarle si es hombre o mujer

 

Adrienne Lafrance apuntaba en The Atlantic que: “Estamos condicionados para esperar a mujeres, y no hombres, en roles administrativos, y los fabricantes de asistentes digitales están influidos por estas expectativas”.

La firma japonesa Gatebox diseñó la competencia de Amazon Echo creando un personaje femenino, Azuma Hikari, quien actúa como asistente personal y compañera. Azuma vive dentro de una caja, usa medias altas, una minifalda y su función es atender a sus dueños.

En este vídeo podemos ver el anuncio:

 

Misma suerte corren las mujeres creadas en las películas, tal es el caso de Ex Machina, donde la robot Ava, creada por un joven programador que es seleccionado para participar en un experimento único e innovador sobre inteligencia artificial y evaluando las características humanas de Ava, crea una robot sexy, con un cuerpo espectacular.

Lo cierto del caso es que mientras la tecnología avanza a pasos agigantados, mejorando y simplificando nuestra vida en la mayoría de los aspectos, peca en repetir estereotipos con robots femeninos (fembots) complacientes, lindas y sexis, así como avatares (representaciones gráficas para identificar a un usuario), los cuales también son en su mayoría diseños de mujeres lindas y sonrientes. Tanto fembots como avatares tienen algo en común: mujeres, atractivas a la vista y siempre dispuestas a servir.

 

asistentes virtuales renfe irene
La asistente virtual de Renfe es Irene

 

Para algunas personas esto podría ser considerado como algo sin sentido; pero si tomamos en cuenta que en la industria tecnológica las mujeres componen menos del 30% de los puestos; pero además entre 2000 y 2012 la cifra de mujeres graduadas en informática en Estados Unidos cayó un 64%, es importante replantearnos si la visión que presenta la industria sobre el rol de la mujer está afectando sus oportunidades laborales.

Es decir, si la propia industria cosifica a la mujer, la imagina sexy y solo dispuesta a servir, ¿qué posibilidad existe de que la vean como una líder, inteligente, capaz de tomar decisiones y una verdadera jefa?


Por Adriana Álvarez

 

Tango: web
AHIGE (Asociación de hombres por la igualdad de género): web
Mujeres en igualdad: web

via La prensa libre | Verne

 

Cultura Inquieta logo