En Dinamarca, los niños reciben clases de empatía en la escuela

A los niños daneses de entre 6 y 16 años se les enseña en el colegio a ponerse en el lugar de los demás y aprender a entender sus sentimientos.

 

mi pham xtd3zYWxEs4 unsplashMi Pham

 

Algo que en la teoría parece básico, pero que no todos sabemos hacer. El sistema educativo danés da la misma importancia a que sus alumnos sepan leer y escribir como a que sepan valorar y respetar a los demás.

El modelo educativo de Dinamarca equipara la formación como persona de los pequeños con los resultados académicos, y esto nos hace tener un poco de esperanza en el futuro.

De poco sirve tener excelentes profesionales que no sean buenas personas. Una hora a la semana es el tiempo que se dedica para ayudarles a desarrollar las habilidades que les enseñarán a preocuparse por los demás. 

 

kyle glenn gcw WWu uBQ unsplash
Kyle Glenn

 

¿Cómo son estas clases? Entre otras cosas se les pide a los niños que hablen de sus problemas al resto de compañeros, que buscan maneras de hacer frente a las preocupaciones de cada alumno con la ayuda del maestro. También se utilizan cartas que representan expresiones faciales, se aprende a ubicar las emociones y se ponen en práctica ejercicios de empatía.

Asi, los niños aprenden que sus situaciones difíciles son personales pero generales para todos y empiezan a quitar el miedo a sentirse vulnerables o incapaces de enfrentarse a ciertas circunstancias. También eso es la empatía, tener la confianza suficiente a abrirse sin tener miedo a ser juzgados y la capacidad de desarrollar no solo la inteligencia emocional, sino su aplicación.

De manera orgánica y relajada, se da espacio en las aulas a la identificación de sentimientos (propios y ajenos), a la intimidad y el sentimiento de grupo así cómo a la construcción de una red con la que contar.

 

joshua clay VNjNtdu0yCw unsplash
Joshua Clay

 

Las matemáticas y la literatura son importantes, pero ser capaces de afrontar -a nivel individual y como sociedad- a los problemas que nos va enfrentando la vida es de vital importancia y hace que todo funcione mejor ¿o acaso creemos que precisamente Dinamarca sea uno de los países más felices del mundo es casualidad?

No lo es, ejercicios de este tipo tiene impacto en muchas areas de nuestra vida  y pueden marcar la diferencia en cómo nos enfrentamos a situaciones complicadas de nuestras vidas tales como la pérdida de un ser querido, las crisis laborales o de identidad, e incluso en la construcción de una fuerte red de amistad que nos dé y a la que demos soporte a lo largo de nuestra existencia.

Una educación emocional no solo convierte a los ciudadanos en personas más felices, sino que además, a menudo es una medida preventiva mucho más efectiva y económica que otras. ¿Necesitamos más razones?

 

h/t: Upsocl

 

 

 

Cultura Inquieta logo