"Tengo 30 años y es la primera vez que hablo en serio con mis amigas sobre juguetes eróticos"

Y no, no es que seamos unas mojigatas. Hemos bromeado mucho y nos hemos contado anécdotas, desastres y triunfos sexuales varios, pero pocas veces habíamos reflexionado con calma sobre nuestro propio placer.

 

brooke cagle Sy bpHGSKEs unsplashBrooke Cagle

 

Todo empezó en una cafetería del barrio, sentadas a la mesa tomando algo una tarde de finales de octubre. Alguien tuvo la gran idea de mencionar los succionadores de clítoris y así arrancó una gran conversación.

Varias de nosotras no habíamos oído hablar de ellos, a otras les faltó tiempo para contar su descubrimiento del año y recomendarlo encarecidamente, mientras que había a quien le sonaba pero no tenía el placer (y nunca mejor dicho) de haberlo probado.

¿Pero qué hace? ¿Aspira?, fue la primera pregunta. Pues no. Olvidaos de la idea del aspirador clitoriano, porque se trata de un masajeador que utiliza suaves ondas sónicas para estimular el clítoris. Estas ondas son tan potentes que pueden llegar hasta los pies sin que sea necesario, siquiera, el contacto directo.

 

jan zhukov Uk5cY7w2MgM unsplashJan Zhukov

 

Su aspecto fue el siguiente tema de conversación. Al pensar en juguetes eróticos lo habitual es que las formas fálicas nos vengan enseguida a la cabeza, por eso quienes no conocen de lo que estamos hablando se sorprenden al descubrir -San Google mediante- que nuestro objeto de placer es también un objeto de diseño que bien podría asemejarse al ratón de un ordenador.

La conversación se va animando, y de ahí todo nos lleva a hablar y divagar sobre todo lo bueno de que las mujeres hayamos asumido el placer sexual como otra cosa más que nos hace sentir bien y, además, nos sintamos cómodas hablando de ello.

De la misma manera que comentamos con naturalidad lo que nos aporta la meditación, el ejercicio físico, bailar o practicar yoga, en 2019 nos sentimos a gusto compartiendo todo el bien que los orgasmos frecuentes -con (o sin) la ayuda de juguetes sexuales- hacen por nuestra salud física y mental.

 

sharon mccutcheon a267 ESPRxE unsplashSharon Mccutcheon

 

No siempre ha sido fácil, demasiados mitos y tabús han rodeado al orgasmo femenino, pero los succionadores han llegado para descubrirnos un mundo nuevo y hacernos gozar, quizá, hasta límites desconocidos.

Y como en esto de la tecnología la cosa avanza a un ritmo vertiginoso, la siguiente generación del placer ha llegado. Hablamos de SONA 2 Cruise, un diseño totalmente resistente al agua y recargable con 12 modos diferente de vibración a elegir para una satisfacción completa. La forma más fácil de lograr orgasmos y no solo, pues también es la forma más fácil de lograr orgasmos múltiples.

 

06Block SONA2 min 1

 

Fácilmente recargable, su cable USB nos permite disfrutar de más de 200 orgasmos por carga y, por primera vez, la misma tecnología diseñada para los automóviles deportivos más potentes es puesta al servicio de nuestro propio placer gracias al revolucionario sistema cruise control.

Al contrario de lo conocido hasta ahora, este sistema es capaz de conservar toda la potencia que elijamos incluso cuando lo presionamos sobre nuestro cuerpo. "Buah, una pasada, nuevas sensaciones, más intensidad, y estimularéis áreas del clítoris que nunca han sido estimuladas", dice de repente mi amiga Silvia. Creo que hay alguien en mi grupo de amigas que ya lo ha probado...

Y me voy a casa con la satisfacción de haber pasado una buena tarde en grupo con una interesante conversación, contenta (en algunas cosas) de la época que me ha tocado vivir y segura de sentirme dueña de algo tan personal e importante como es mi propio disfrute y de poder elegir si ocuparme de ello sola o acompañada.

 

Lelo: Web | Instagram

 

 

 

 

 

Cultura Inquieta logo