Un fenómeno natural que hace que las piedras leviten en un lago de Siberia

Hay fenómenos naturales que trascienden los límites de la ciencia por su increíble dimensión poética como es el caso del Baikal Zen, el curioso suceso de las piedras flotantes. 


baikal zen piedra

 

El lago Baikal es el lago más antiguo que se conoce. Su edad alcanza los 25 millones de años. Durante siglos fue un lugar considerado santo por los asiáticos, y aún sobreviven alrededor del lago las tallas y partes de los edificios rituales de las tribus que peregrinaban al Baikal para investirse de su energía. Todavía hoy se usan sus aguas, ricas en oxígeno y con escasa presencia de sales minerales, para algunos tratamientos médicos.

El Baikal es un lago tan grande (31.494 kilómetros cuadrados de superficie: 650 kilómetros de largo y entre 29 y 80 de ancho) y tan profundo (1.637 metros, aunque si se extrajera todos los sedimentos llegaría a los 9 kilómetros) que contiene el 20 por ciento de las aguas continentales no heladas, esto es, simplificando, del agua dulce del planeta.

 

baikal zen piedras flotantes 1

 

Poéticamente conocido como Baikal Zen, este raro efecto ocurre cuando una roca plana que ha caído sobre el hielo atrapa el sol primaveral y derrite el hielo debajo de ella. Solo queda un pedestal delgado que sostiene la roca. El pedestal está lo suficientemente lejos de los lados de la roca como para que no se derrita. Por la noche, el agua debajo de la roca se vuelve a congelar. El fenómeno también necesita viento.

El ex escritor de la Web Ash Routen, que esquiaba a lo largo del lago Baikal en 2018, escribe sobre el fascinante “color, las grietas y las formas en espiral de las bolsas de aire atrapadas” del hielo, pero nunca vio las rocas del pedestal durante su caminata.

 

baikal zen piedras flotantes 1.jpg1baikal zen piedras flotantes 1.jpg3baikal zen piedras flotantes 1.jpg4baikal zen piedras flotantes 1.jpg5baikal zen pierres 3baikal zen pierres 5

 

Por 

 

Cultura Inquieta logo